<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Auditoría contable - Whitepaper gratuito

Multas de Hacienda a grandes empresas: ¿a qué se deben sobre todo?

Posteado por: Mar Calvo | 16/04/2019 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

Las multas de Hacienda a las grandes empresas españolas se producen, principalmente, por no cumplir con los pagos de los impuestos y por obtener de forma indebida devoluciones, beneficios o incentivos fiscales. Conoce los diferentes tipos de sanciones que aplica la Agencia Tributaria y que le reportan más de 1.500 millones de euros anuales.

Descarga el e-book: La inspección de Hacienda en 6 pasos

sanciones haciendaNo pagar el IVA, no presentar la declaración del IRPF, ocultar datos, utilizar medios fraudulentos… Hay muchas razones que pueden acabar en multas de Hacienda a las grandes empresas. Dependiendo de la gravedad de las infracciones tributarias, las compañías tendrán que pagar un importe determinado.

Para que te hagas una idea de las cifras que se mueven en nuestro país, solo entre recargos de apremio, intereses de demora y sanciones tributarias, el fisco consiguió ingresar el año pasado más de 1.500 millones de euros.

Multas de Hacienda: ¿Cuándo se comete una infracción tributaria?

Según establece la Ley General Tributaria, Hacienda puede imponer una sanción cuando se cometa una infracción tributaria. Es decir, cuando se violen las normas tributarias como consecuencia de una acción u omisión en la que se percibe existencia de culpabilidad. Para ello tienen que darse una serie de circunstancias:

  • No se cumplen las leyes.
  • La conducta infractora y su correspondiente sanción tienen que estar recogidas en alguna ley. Por tanto, si dicha conducta no está considerada como infracción administrativa, no puede haber sanción de Hacienda.
  • Existe voluntad por parte del infractor. Quedan excluidos los casos de fuerza mayor.
  • El acto que da lugar a la multa puede ser una acción o una omisión (tener una conducta pasiva cuando hay que actuar).
  • Existe culpabilidad. En este sentido, es importante señalar que Hacienda puede imponer una sanción tanto por dolo (conducta intencionada del infractor) como por negligencia (la conducta no es cuidadosa o no se pone la suficiente atención para no perjudicar a otro). Hacienda se rige aquí por el principio de presunción de inocencia, por lo que no habrá sanción administrativa hasta que no se demuestre que el supuesto infractor ha cometido el hecho que se le imputa.

La consecuencia directa de cometer una infracción tributaria es recibir una sanción. Por lo general, basta con pagar una multa económica, pero hay casos en los que implica la suspensión del ejercicio de la profesión, empleo o cargo público (entre 3 y 12 meses), e incluso, el cierre de la empresa o negocio durante un tiempo determinado.

Infografía: Derechos y obligaciones ante una inspección de Hacienda
Los motivos de Hacienda para multar sanciones hacienda

También es importante señalar que existen 2 motivos fundamentales por los que la Agencia Tributaria puede inspeccionar y multar a las empresas: Ocultación de datos y uso de medios fraudulentos. Vamos a hablar de ambos supuestos más en profundidad.

1. Ocultación de datos

Esta situación se produce cuando no se presentan las declaraciones o estas incluyen datos falsos o incompletos. Como consecuencia, los importes no se ajustan a la realidad u omiten datos (pueden ser ingresos, rentas, operaciones, etc.) que inciden en el cálculo de la deuda tributaria.

 


2. Uso de medios fraudulentos

La infracción se produce en los siguientes casos:

  • Cuando se producen anomalías sustanciales en los libros de registro o la contabilidadPuede ir desde omitir operaciones hasta falsear importes o contabilizarlos en cuentas incorrectas. Si la incidencia de los errores repercute en un porcentaje superior el 50% de la base de la sanción, estamos ante una infracción muy grave. Si está entre el 10% y el 50%, hablamos de infracción grave.
  • Cuando se utiliza a empresas o personas interpuestasEn estos casos, el infractor lo que hace es poner a otra persona física o jurídica como titular de unos bienes para así ocultar su verdadera identidad. Esta infracción siempre será muy grave, independientemente del porcentaje de incidencia. La sanción es proporcional a la calificación de la infracción.
  • Cuando las facturasjustificantes u otros documentos se han falsificado de algún modoPara que la infracción sea considerada muy grave, debe representar un porcentaje superior al 10% de la base de la sanción. Si es menor, la infracción es grave.

Clasificación de las infracciones

En función de la infracción cometida, las sanciones de Hacienda implican el pago de una multa determinada, que hay que abonar junto con la liquidación correspondiente. De esta forma, las multas para las empresas pueden ser de tres tipos:

1. Leves. Se consideran infracciones leves aquellas cuya base de la sanción sea de 3.000 euros o menos, exista o no ocultación. Si la cantidad supera los 3.000 euros, seguirá siendo leve siempre y cuando no se haya ocultado ninguna información. La multa impuesta es del 50% del importe que no se haya ingresado. Una infracción leve podría ser, por ejemplo, no entregar el certificado de retenciones o ingresos a cuenta.

2. Graves. Además de la liquidación, hay que para una multa de entre el 50% y el 100% del valor de la infracción, en función del perjuicio económico para Hacienda Pública y del número de veces que haya cometido una infracción el titular de la multa. Se producen, por ejemplo, en los siguientes casos:

  • Se presentan documentos, justificantes o facturas falsas cuya incidencia es superiorMultas_Hacienda_cmo_recurrirlas-1 al 10% de la sanción. 
  • La contabilidad es incorrecta y representa entre el 10 y el 50% de la base sancionadora.
  • La base de la sanción es de 3.000 euros o más y se detecta ocultación de datos.
  • Si la infracción es por cantidades retenidas y el importe es igual o superior al 50% de la base de la sanción.

Un ejemplo de infracción grave podría ser obstruir la labor de la Agencia Tributaria o solicitar de forma indebida devoluciones, beneficios o incentivos.

3. Muy graves. Se producen cuando se emplean medios fraudulentos, la infracción es por cantidades retenidas y el importe es del 50% o más de la base de la sanción. La multa oscila entre el 100% y el 150% del importe que no se ha ingresado. No dar bien los datos de un pagador o no poner el NIF pueden dar lugar a estar multas.

Las principales infracciones que cometen las empresas españolas

Una vez analizados los tipos de infracciones y las multas correspondientes, llega el momento de conocer cuáles son los motivos por los que Hacienda interpone más sanciones en nuestro país.

Según datos de la Agencia Tributaria, las multas de Hacienda a las grandes empresas se producen, principalmente, por los siguientes motivos:

  • No ingresar a tiempo o dejar impagados impuestos como el IVA o el IRPF. Una posible solución para evitar sanciones por retrasos en los pagos es digitalizar las facturas.
  • Confirmar un borrador de la declaración de la Renta en el que se hayan incluido datos erróneos o incompletos.
  • Solicitar indebidamente devoluciones, beneficios o incentivos fiscales. Aunque no se haya conseguido obtener la devolución, la ley contempla una multa económica proporcional al 15% del importe. Si además se han omitido datos relevantes o se han incluido datos falsos, hay un recargo fijo de 300 euros.
  • Obtener de forma indebida devoluciones, beneficios o incentivos fiscales. 
  • Dejar de ingresar la deuda tributaria resultado de una autoliquidación.
  • Incumplir la obligación de presentar las declaraciones o documentos necesarios para practicar liquidaciones.
  • Presentar la declaración fuera de plazo. Esto conlleva un recargo en función del tiempo que haya transcurrido desde el último día del plazo: 5% dentro de los tres meses siguientes; 10% entre los 3 y los 6 meses; 15% entre los 6 meses y el año; 20% más intereses de demora si han transcurrido más de 12 meses.
  • El fraude fiscal. Se calcula que cada año, las grandes empresas españolas defraudan más de 40.000 millones de euros.

multas-hacienda-grandes-empresasEstas son las infracciones más comunes, pero la Agencia Tributaria tipifica hasta 16 tipos que, a su vez, se clasifican en leves, graves y muy graves.

Multas de Hacienda: ¿Cuándo prescriben las deudas?

Si tienes alguna deuda con Hacienda, puedes liquidarla en las entidades bancarias colaboradoras antes de que se cumpla el plazo e incurras en una infracción (puedes descargarte la carta de pago en la web de Hacienda).

En este sentido, debes recordar que las deudas contraídas con Hacienda prescriben a los 4 años, a contar desde el día siguiente del de finalización del plazo reglamentario para presentar la declaración. Si hay delito fiscal general (más de 120.000 euros), el plazo pasa a ser de 5 años y sube hasta los 10 para los delitos fiscales agravados (más de 600.000 euros).

¿Cómo se recurren las multas de Hacienda?

En caso de que quieras recurrir la multa, tienes dos procedimientos a seguir. Antes de explicarte cuáles son, debes saber que no puedes cursarlos a la vez. Además, perderás la bonificación por conformidad. Dicha cantidad bien especificada en la notificación suele ser del 30%. Aparte está el descuento del 25% si la multa se paga dentro del plazo. Los procedimientos son los siguientes:

  1. Interponer un recurso de reposición. Consiste en solicitar una segunda revisión en base a unas alegaciones. El plazo es de un mes a contar desde el día de la recepción de la multa.
  2. Presentar una reclamación económico administrativa. Debe hacerse en un organismo diferente al que hubiese emitido la multa. El plazo es el mismo que en el caso anterior.

Auditoría contable - Whitepaper gratuito