<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Guía sobre Gastos de Representación en PDF

Sobrevivir a los viajes de empresa en compañía de tu jefe

Posteado por: Myriam Zanatta | 24/09/2015 | Categorias: Viajes de empresa

Por muy acostumbrado que estés a realizar viajes de empresa, la situación puede ser delicada si te toca realizar uno de estos viajes con tu jefe. Y es que, más allá de la imagen de la empresa que darás a tus interlocutores, también tienes que tener en cuenta tu propia imagen, qué estarás transmitiendo de ti mismo a tu superior. ¡Así que cuidado con los pasos en falso en un contexto al que no estás acostumbrado!

Para este tipo de viajes de empresa, tienes que tener claro no solamente el objetivo corporativo del desplazamiento (tratos comerciales, nuevos contactos, etc.), sino también plantearte tu objetivo personal. Puede de tratarse de una ocasión ideal si tienes en vista algún ascenso, la forma de consolidar tu sitio en la empresa…

En este tipo de viaje corporativo tienes que estar especialmente preparado, para mostrar tu valía en todo momento. Los detalles cuentan: ser siempre puntual, haberse preparado suficientemente para el viaje, o saber reaccionar ante los imprevistos serán un punto importante a tu favor. De igual manera, es aconsejable saber amoldarte a su ritmo. Por ejemplo, hay quien aprovecha los ratos muertos en el avión o el aeropuerto para descansar y desconectar, o bien para avanzar el trabajo. O quizás quiera acostarse pronto para reponerse después del trabajo, o prefiera aprovechar para salir a tomar algo.Sobrevivir_a_los_viajes_de_empresa_en_compania_de_tu_jefe

Cuidado con los afterworks. Estos momentos de relax después del trabajo que pasarás en compañía de tu jefe, pueden ser buenos momentos, pero no tienes que perder de vista en ningún momento con quién estás. No cometas excesos, sobre todo con el alcohol, pero tampoco de simpatía o de confianza. Si haces o dices algo inapropiado, aunque estés en tu tiempo libre, esto puede afectar la percepción que tu jefe tenga de ti, y no se olvidará de ello. Por eso, intenta encontrar la cantidad justa de camaradería con la que tu jefe se sienta a gusto: ni demasiado frío o serio, ni pasarse de simpático o incluso parecer un “pelota”.

Y si todo va bien, y sientes que has confraternizado con tu jefe, que sois más cercanos, recuerda que un viaje de empresa es un contexto fuera de lo común. Esa sensación de acercamiento y camaradería no tiene porqué seguir siendo una realidad al volver a la oficina. Y sobre todo, ten en cuenta que los negocios son los negocios, y que estás en un contexto profesional y no personal.

La maleta perfecta del Business Traveller