<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

¿Qué se entiende por gastos de representación?

Posteado por: Maria Mestres | 01/11/2017 | Categorias: Gastos de representación

A menudo se produce confusión en el momento de diferenciar los gastos de representación de los de viaje en general. Ésto se debe en gran medida a las diferentes formas de clasificarlos que se dan en las empresas. A continuación te explicamos la diferencia entre ambos tipos de gasto profesional.

Descarga el e-book: Preguntas frecuentes sobre gastos de representación

Para una correcta imputación y control de los gastos por parte de la empresa, conviene diferenciar los que están relacionados con la captación de clientes y con fomentar la relación ellos de los que están relacionados con la operativa o forma de trabajar de la empresa. De aquí se derivan dos conceptos diferentes: los gastos de viaje y los de representación.  

- Gastos de viaje o desplazamiento: son las cantidades derivadas de las actividades de un empleado o empleada en un lugar distinto del centro habitual donde desarrolla su actividad por exigencias del trabajo. Un ejemplo claro serían los gastos relacionados con el desplazamiento de un empleado a las oficinas de un cliente para ofrecerle una formación, los gastos derivados de la visita que un técnico haría para solucionar un problema o los derivados de un desplazamiento por formación. 

¿Qué se entiende por gastos de representación?

- Gastos de representación: este tipo de gastos está destinado a que el trabajador o trabajadora represente, promocione, consolide o mejore la relación e imagen de la empresa delante de los clientes, con la finalidad de recibir un beneficio comercial y empresarial y, además, de mejorar la imagen de la empresa así como su posicionamiento en el mercado. Algunos ejemplos de este tipo de gastos serían los generados por una reunión con un cliente, un regalo de empresa, una invitación a un restaurante o incluso invitaciones a sesiones relacionadas con el cuidado y bienestar.

Realizar bien esta diferenciación es importante para la empresa, porque los gastos de representación disponen de una regulación específica en el marco legal español. En la Ley del Impuesto sobre Sociedades, por ejemplo, se especifica los detalles en cuanto a si un gasto de representación es deducible o no.

Como se puede observar, el factor fundamental para diferenciar un tipo de gastos del otro es la finalidad de las acciones que el trabajador o trabajadora va a realizar. De todas formas, existen casos en lo que esta diferenciación es en cierto grado subjetiva. En estos casos, la empresa debe establecer de forma clara cómo diferenciar estos gastos en su política de gastos.

 gestión de gastos de viaje

Encuéntrame en: