<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Ecosistema de movilidad: los cinco pilares básicos (I)

Posteado por: Sandra Teruel | 07/10/2013 | Categorias: Gestión de gastos

El ecosistema de movilidad es un concepto que engloba todo aquello, incluyendo elementos, herramientas, áreas, procesos, etc., que se ve afectado por la incorporación de los dispositivos móviles de última generación, es decir: smartphones y tablets.

Las distintas áreas susceptibles de sufrir algún tipo de afectación tras la implantación de esta nueva tecnología se agrupan en cinco grandes pilares: administración y conectividad, seguridad, productividad, optimización del gasto e integración de servicios. En este post hablaremos de los dos primeros y el viernes hablaremos de los 3 siguientes.

1. Administración y conectividad

Lo primero que tiene que hacer una empresa al tomar la decisión de incorporar tablets y smartphones como herramientas de trabajo y de ahorro de costes a la empresa es establecer un sistema de administración y organización de los mismos, que tenga en cuenta, entre otras, las siguientes cuestiones:

  • Tipo de control de los dispositivos.

  • Inventario.

  • Provisión.

  • Entrega a cada usuario.

  • Soporte.

  • Sistema de sustitución.

En definitiva, hay que crear un sistema de organización adecuado, seguro y eficaz que permita conocer, en cada momento, cuántos dispositivos tiene la empresa, a qué usuario concreto se les ha asignado y otros datos.

Un problema añadido es que este tipo de aparatos, al estar concebidos para el entorno doméstico, necesitan estar asociados a un usuario único. Este puede obviamente cambiarse, pero siempre ha de mantenerse una asociación uno a uno entre identificación y usuario.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el control a nivel de administración de estos dispositivos debe realizarse mediante un sistema o protocolo que permita también:

  • Identificar al usuario que utiliza en cada momento el dispositivo.

  • Otorgar unos recursos concretos a cada usuario.

  • Permitir la consulta de unos contenidos concretos y personalizables a cada empleado.

  • Elegir el tipo de soporte al que puede tener acceso cada usuario.

Además de las sustitución, otro aspecto clave es el de la conectividad. Hay que tener en cuenta que cuando se pasa de un sistema de telefonía móvil tradicional al uso de móviles y tablets con conexión a Internet, se produce un aumento considerable de consumo de red wifi (uno punto por cada dispositivo). Además, cada uno de estos aparatos supone, incluso, la puesta en funcionamiento de una nueva red IP asociada.

Por lo tanto, es imprescindible reforzar la capacidad de conectividad inalámbrica dentro de la propia empresa, lo que implica, casi con toda seguridad, tener que revisar sus redes. Este aspecto, que para una empresa pequeña, con tres o cuatro empleados con móviles, puede que no tenga demasiada trascendencia, no es una cuestión baladí en el caso de una organización mediana para la que haya que habilitar, por ejemplo, 300 puntos nuevos de red wifi.

Otra cuestión que no debe pasarse por alto es que la puesta en marcha de la infraestructura adecuada se debe hacer siguiendo unos criterios de gestión y cohesión con los recursos tecnológicos existentes en la empresa, puesto que no se parte de cero.

2. Seguridad

Los dispositivos inalámbricos precisan de unos mecanismo de seguridad y protección propios que eviten el robo de información y la piratería informática. Desgraciadamente, al tratarse de un sistema nuevo, todavía no se han desarrollado unos sistemas de seguridad realmente eficaces, por lo que, hoy en día, existe una sensación generalizada de gran vulnerabilidad en este aspecto.

De manera muy sintética, podemos afirmar que la organización y refuerzo de la productividad, sumado al desarrollo de sistemas que bloqueen el acceso a los datos de la empresa por parte de hackers e intrusos conformar los dos primeros pilares de ecosistema de movilidad.

movilidad corporativa para ahorrar costes a la empresa