<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Análisis de los principales tipos de control financiero

Posteado por: Sandra Teruel | 16/10/2014 | Categorias: Control financiero

El control financiero es una cuestión fundamental para la empresa, ya que aunque ésta cuente con una buena estrategia y óptima planificación, sin dicho control no será posible verificar si la situación real de la compañía en un momento determinado se ciñe a los objetivos planteados.

Mediante el control financiero es posible evaluar el desempeño general frente a un plan estratégico. Por este motivo, es necesario que todos los profesionales de la organización entiendan el control financiero no como un elemento negativo y fiscalizador y asociado a conceptos como imposición, limitación o vigilancia, sino como un mecanismo para garantizar que las actividades reales de la organización se ajusten a las proyectadas.

Tipos de control financiero

Una clasificación válida y comúnmente aceptada a nivel académico y profesional establece tres grandes tipologías de control financiero:

  1. Control financiero inmediato o direccional.

  2. Control financiero selectivo.

  3. Control financiero posterior.

Control financiero inmediato o direccional

Consiste en una visión «clásica» del control financiero. Se trata de conocer con la máxima certeza o detalle la situación de la empresa en un momento determinado. Por lo general, se trata de controles de carácter global basados en estados financieros generales.

El objetivo de este tipo de control es, en el caso de que se produzca algún error o desviación que pueda comprometer los objetivos de la empresa, aplicar unas medidas correctivas concretas e inmediatas.

Control financiero selectivo

Es un tipo de control más concreto que el anterior, puesto que está enfocado a áreas determinadas de la empresa, con el objeto de determinar si se están cumpliendo los procesos y buscar alternativas sobre la marcha.

Control financiero posterior

La principal característica del control financiero posterior  es que se realiza una vez han tenido lugar la operaciones. Es decir, la comparación de los objetivos planeados se realiza sobre los resultados ya obtenidos y se actúa en consecuencia: se sigue funcionando igual si los resultados son satisfactorios o se toman acciones correctivas en caso contrario.

iStock_000008493205_Medium

Para que sea más efectivo, lo ideal es que el control financiero se ejerza sobre todas las áreas, niveles y departamentos de la organización y, en ciertos casos, simulando diferentes situaciones y entornos para de esta forma no sólo identificar errores que ya están ocurriendo, sino estar preparados ante las  circunstancias adversas que puedan acontecer en el futuro.

 

Post relacionados:

 

guia de bolsillo sobre control financiero