<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Cross cultural: la elección de la zona de alojamiento

Posteado por: Sandra Teruel | 24/10/2013 | Categorias: Transculturalidad

Elegir la zona donde se va a alojar un empleado durante sus viajes de empresa, ya sea solo o junto a otros compañeros o su familia, es un tema más complicado que lo que en un primer momento puede parecer, ya que entran en juego factores no solo económicos, sino también culturales: hábitos, costumbres, normas de educación, etc.

Factores de influencia

En artículos anteriores vimos que el tipo de alojamiento era una cuestión muy importante. Ahora nos vamos a centrar en otro factor clave: la zona donde se encuentra ubicado dicho alojamiento.

Cuando un empleado, o un equipo de trabajo, tiene que pasar un tiempo lejos en un país distinto al suyo para llevar a cabo un determinado proyecto debemos elegir la zona donde va a residir.

Se trata de una cuestión compleja, en especial cuando cuando existen grandes diferencias culturales y socioeconómicas entre el país de origen y el de destino de los empleados. Los factores que debemos tener en cuenta al elegir la ubicación del alojamiento se pueden dividir en los siguientes grupos:

  • La distancia al lugar del trabajo.

  • Que sea una zona céntrica o de moda.

  • El precio medio de la zona.

  • El nivel de vida del país (comparado con el de origen de los empleados).

  • La diferencia a nivel de cultura, costumbres, hábitos, normas de educación, etc. entre el país de origen del trabajador y la zona donde se va a trasladar para trabajar. A esto se le conoce como cross cultural.

viajes de empresa

La clave: elaborar un cross cultural

Antes de elegir la zona del alojamiento es indispensable elaborar un informe comparativo, conocido como cross cultural, con las diferencias socioeconómicas y culturales del lugar de origen de la empresa y sus empleados y el país donde se va a ejecutar el proyecto.

Este estudio (cross cultural) lo puede realizar la propia empresa o bien encargarlo a alguna consultora con experiencia y especializada en este tipo de trabajos, siendo recomendable la segunda opción puesto que un estudio de este tipo serio y riguroso requiere de muchas horas de investigación.

Las diferencias de nivel de vida, incluso en países y culturas próximas, como podría ser el Reino Unido y España, son muy importantes. Esto significa que a la hora de buscar alojamiento en determinadas zonas, y más aún para proyectos largos o que impliquen trasladar a equipos de trabajo numerosos y/o sus familias, hay que tener en cuenta que, inevitablemente, supone una gasto muy elevado, ya sea en forma de dietas o en aumento de remuneraciones durante este periodo.

Pongamos un ejemplo: diversos estudios han confirmado que, para poder costear una estancia en los países europeos con mayor nivel de vida (Reino Unido, Alemania, Suiza, Dinamarca) un empleado español, griego o portugués necesita un aumento de salario de en torno a un 40%.

Cuanto mayor es la distancia y el cambio cultural entre el país de origen y destino de un trabajador desplazado, la realización de un cross cultural se convierte en algo totalmente indispensable para seleccionar la zona del alojamiento

Además de los aspectos económicos y de presupuesto, también están los aspectos que, genéricamente, llamamos culturales y que hacen referencia a aspectos tales como las costumbres, hábitos, normas de educación, etc.

Todas estas cuestiones no son un tema menor, por lo que no se debe caer en el error de subestimarlas, sin otorgarles la importancia que realmente tienen. Para un hindú, por ejemplo, puede resultar ofensivo que se le busque un alojamiento en un barrio como el de Chueca, en Madrid, donde existe una importante comunidad gay. Y en otro orden de cosas, a un español desplazado a México puede resultarle chocante e incompresible lo aceptado que está el dar “propinas” para agilizar o, directamente, conseguir ciertos documentos legales o cuestiones burocráticas.

A muchos empleados desplazados se les tiene que aleccionar en cuestiones como protecciones mínimas contra robos, pues son extremadamente confiados. Es posible que cuestiones, como por ejemplo estar siempre muy atento a las pertenencias u objetos personales, nos puedan parecer muy obvias a los que vivimos en ciudades europeas. Pero para una persona proveniente de zonas tranquilas, o con muy poca delincuencia, esto les puede resultar totalmente extraño y no tener ninguna costumbre de hacerlo.

La conclusión es que, para evitar problemas, ajustar presupuestos y, en definitiva, elegir la zona del alojamiento más idónea es fundamental realizar un estudio previo, o cross cultural, donde valorar de forma íntegra factores económicos y de diferencias culturales.

Image(s): FreeDigitalPhotos.net


alojamiento en viajes de empresa - guia gratuita

zp8497586rq