<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

El tratamiento de los datos en los procesos de rectificación

Posteado por: Sandra Teruel | 05/12/2013 | Categorias: Cómo deducir el IVA

Dentro de un proceso de rectificación y una vez se han digitalizado cada uno de los justificantes previamente seleccionados, pasamos a la siguiente fase: el tratamiento de estos datos.

El tratamiento de los datos es el paso previo a la elaboración de las facturas que servirán para deducir el IVA de los gastos de viaje, cumpliendo todos los preceptos establecidos por las leyes y normativas vigentes.

¿En qué consiste el tratamiento de estos datos?

Básicamente se trata de recapitular todos los archivos en formato JPG de cada justificante y agruparlos en función de dos parámetros distintos:

  • A) Por proveedor expendedor del justificante o factura.
  • B) Por período temporal. Como plazo de prescripción general se pueden recopilar facturas con una antigüedad máxima de cuatro años, fecha factura.
Pongamos un ejemplo, supongamos que un visitador médico frecuenta un mismo restaurante varias veces al año por motivos laborales: invitaciones a clientes, comidas de empresa, etc. Es posible que el número de justificantes ascienda a 20 o 25, lo que significa una importante cantidad de dinero. En ese caso, se elabora una única factura que engloba todos los gastos

Los cambios en el porcentaje de IVA

Como hemos visto, las facturas rectificativas son también recapitulativas, lo que significa que pueden contener datos de hasta cuatro años atrás. En ocasiones, en este lapsus temporal se producen modificaciones en los tipos de IVA. En ese caso, en cada concepto de la factura se debe aplicar el porcentaje de IVA que estaba vigente en el momento de realizarse la compra o servicio. En España, por ejemplo, se han producido dos variaciones de IVA en muy corto espacio de tiempo, pasando el tipo aplicado a hostelería del 7 al 8 y, finalmente, al 10%, y a otros conceptos, del 16 al 18 y posteriormente al 21%.

Fuente: imagen cedida por Pablo Soler

Herramientas

Para llevar a cabo este proceso de tratamiento de datos, normalmente se utiliza un software específico que permite introducir los datos necesarios para la posterior elaboración de la factura rectificativa.

Para el presente post, hemos contado con la ayuda de:

Pablo Soler

Business Development Manager en Lowendalmasaï.

exprimiendo facturas: guía práctica para deducir el IVA