<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Desplazamiento laboral: ¿estás preparado?

Posteado por: Aitor Laskurain | 06/11/2017 | Categorias: Gestion empresarial

Cada vez es más habitual escuchar noticias sobre empresas que abren nuevas oficinas en diferentes lugares o trasladan sus sedes de un lugar a otro. En el siguiente artículo te ofrecemos varios consejos para prepararte para un desplazamiento laboral sin cambio de residencia o para un traslado.

Descarga el e-book: El ABC del Travel Manager

Desplazamiento trabajadores  derechos laborales.jpgEn primer lugar, es fundamental aclarar la diferencia entre traslado y desplazamiento para que conozcas cuáles son tus derechos. De acuerdo a la legislación laboral vigente, un traslado tiene carácter definitivo y por tanto se entiende que deberás cambiar tu residencia habitual, con los gastos e inconvenientes que esto conlleva. En cambio, el desplazamiento tiene vocación temporal y no implica un cambio de residencia habitual.

En el caso de un traslado, tienes derecho a recibir una compensación por gastos, tanto por los propios como por los de los familiares a tu cargo. La cantidad de esta compensación será pactada entre las partes, aunque en ningún caso puede ser inferior al mínimo recogido en el convenio.

Sin embargo, cuando se trata de un desplazamiento, nos referimos a un cambio temporal de centro de trabajo, que no conlleva un cambio de domicilio habitual. En un periodo de 3 años, el desplazamiento no puede exceder de los 12 meses y si lo supera será considera traslado. En estos casos tienes derecho a recibir tu salario, más los gastos de viaje y las dietas.

En el caso de los desplazamientos que superen los tres meses, tienes también derecho a un permiso de cuatro días hábiles en tu domicilio habitual por cada tres meses de desplazamiento.

Además, te recomendamos varios consejos que te serán de utilidad al comenzar a trabajar en un nuevo centro de trabajo:Desplazamiento laboral sin cambio de residencia.jpg

  • Los primeros días, sal de tu casa con tiempo de antelación para evitar imprevistos. Seguro que no quieres llegar tarde en tu primera semana de trabajo.

  • Comprueba si tienes disponible algún tipo de transporte público para llegar a tu nueva oficina. Asegúrate de que existe un medio de transporte directo y si no es así, revisa cuáles son las combinaciones posibles. En caso de que tengas que cambiar de línea de metro, tren o autobús, deja un margen de tiempo para los trasbordos.

  • Si utilizas tu propio coche, evita los atascos. Revisa si cuáles son las vías alternativas para llegar a tu centro de trabajo o a tu casa. Si es necesario, sal un poco antes por la mañana o un poco después por la tarde.

  • Prepara las reuniones con antelación, especialmente si son en otro idioma diferente. Siempre es recomendable diseñar un pequeño guión y completar un listado de posibles preguntas y respuestas.

  • Si te has decidido por desplazarte en transporte público, puedes ahorrar tiempo contestando a tus correos electrónicos. Así, cuando llegues a tu oficina ya habrás adelantado un buen trecho.

Con estos sencillos consejos, comenzarás tu nueva etapa profesional con el pie derecho y evitarás los momentos de estrés.

Whitepaper El ABC del Travel Manager