<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

New Call-to-action

Contabilidad nóminas: anticipos

Posteado por: Myriam Zanatta | 13/12/2014 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

La contabilidad de las nóminas no siempre es fácil. Según el artículo 29 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, los empleados tienen derecho a solicitar un anticipo de su nómina a la empresa por la que trabajan. ¿Pero cómo contabilizar este anticipo en la contabilidad de las nóminas? Te lo explicamos paso a paso a continuación.

Descarga el e-book: Contabilidad de sueldos y salarios

Contabilidad nominas anticiposLos anticipos son retribuciones a cuenta del trabajo ya realizado sin que llegue el día señalado para el pago. Este adelanto no puede superar el 90 % de la nómina devengada en el momento de la petición. Es decir, si un trabajador cobra 1.200 euros mensuales y pide un anticipo en día 20, éste será como mucho de 720 euros (90 % de 800 euros devengados hasta el día 20). Este dinero se restará de la siguiente nómina a cobrar por el empleado.

No suele ser muy habitual encontrarse en esta situación y, a veces, las sociedades pueden tener dudas de cómo anotarlo en los libros de contabilidad. Como hemos visto, un anticipo no se puede considerar un préstamo, por lo que no se tiene que contabilizar como tal. El asiento contable que tenemos que utilizar para estas situaciones el es 460 (anticipo de remuneraciones), en vez del 544 (créditos a corto plazo al personal) o el 254 (crédito a largo plazo al personal).

Concretamente, en el momento de hacer el anticipo, lo cargaremos en la cuenta 460, y lo abonaremos en las cuentas 570 (caja) y/o 572 (banco). El día de la liquidación del resto del sueldo, pasaremos a contabilizar la nómina de la siguiente manera: cargaremos el total de la nómina en la cuenta 640 de sueldos y salarios, y abonaremos el anticipo en la cuenta 460, además del resto del sueldo a liquidar en las cuentas 570 (caja) y/o 572 (banco). Es decir, siguiendo el ejemplo del principio del artículo, pondríamos en el debe 1.200 euros en la cuenta 640, y en el haber, 720 euros del anticipo en la cuenta 460, y 480 euros en la cuenta 570 o 572 según proceda. Cabe decir que posiblemente faltarán otras deducciones por seguridad social e IRPF, pero éstas se harán constar como en una nómina corriente.

Guía sobre contabilidad de sueldos y salarios