<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Contabilidad de gestión y las mejoras prácticas aportadas a la empresa

Posteado por: Myriam Zanatta | 27/01/2017 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

Existen muchos tipos diferentes de contabilidad que no son obligatorios, como la contabilidad de gestión, por lo que muchas empresas deciden no utilizarlos o implantarlos. Esto a menudo ocurre por pensar en que los beneficios que puede aportar son poco importantes o de poco valor. Por eso es importante no perder de vista los beneficios reales de la contabilidad de gestión y las mejoras que puede suponer en las prácticas empresariales.

Descarga el e-book: Contabilidad de sueldos y salarios

Ya lo decía Lord Kelvin en una de sus citas más famosas, sobre todo en el ámbito de la gestión empresarial: “Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”. De ahí surge la importancia de la contabilidad de gestión. También llamada contabilidad directiva, ayuda a la empresa a recabar información financiera y no financiera, a clasificarla, ordenarla y presentarla, para mejorar la toma de decisiones, el control, la planificación y la gestión en general de la sociedad.

Aún así, son muchas las empresas que todavía no tienen un modelo establecido de contabilidad de gestión, por considerar que los beneficios que aporta son menores que los gastos de recursos que supone. A continuación te explicamos con ejemplos prácticos algunas mejoras que puede aportar la contabilidad de gestión a tu empresa.

Mejora la gestión de costes

contabilidad de gestión.jpgCon la contabilidad directiva podremos agilizar mucho la clasificación de los gastos de la empresa por naturaleza. Es decir, estamos hablando de un detalle más exhaustivo de los gastos realizados, para así mejorar su control y su gestión.

Pongamos por ejemplo una empresa con un elevado número de trabajadores en movilidad. La contabilidad financiera, la única de obligatorio requerimiento, nos dirá cuánto se gastan los empleados en viajes de empresa, en general. Como mucho, podrá especificar cuánto en alojamiento, cuánto en transporte, etc. Pero la contabilidad de gestión va más allá, y permite detallar mucho más el tipo de gastos en particular: cuánto en taxi, en transporte público, en kilometraje con coche particular, etc.

Así, siguiendo el hipotético ejemplo, podemos descubrir que la partida de taxis resulta muy elevada, y podremos estudiar nuevas posibilidades, como llegar a un acuerdo con la compañía de taxis más utilizada o habitual, potenciar el uso del transporte público para desplazamientos de negocios, comprar vehículos de empresa, como pueden ser coche, o motos para desplazamientos cortos o intraurbanos, o incluso proveer a los trabajadores de bicicletas... Cualquier otra mejora que pueda venir al caso, ya que con información detallada y actualizada podremos adaptar las decisiones, políticas de empresa y acciones realizadas a la realidad de la empresa y las necesidades de sus trabajadores.

De la misma manera, la mejora de la gestión que se realiza de los costes pasa por un mejor control del cumplimiento del presupuesto. La ejecución presupuestaria puede seguirse al detalle, para detectar problemas, desviaciones, malas prácticas, gastos no esperados, etc., y tener un control pleno del uso que se hacen de los recursos económicos de la sociedad.

Siguiendo el ejemplo anterior, en caso de un aumento del gasto en desplazamiento de los trabajadores será mucho más fácil detectar el origen: aumentan las tarifas de los taxis, sube el precio de la gasolina, etc.

Facilita el cálculo de la rentabilidad

Hemos hablado de la mejor categorización de los gastos, pero la contabilidad de gestión también permite una mejor imputación de los gastos por departamentos, por centros de coste, incluso por clientes y proyectos.

Contabilidad_de_gestion_y_las_mejoras_prácticas_aportadas_a_la_empresa

Con esta información, se puede estudiar la rentabilidad del trabajo realizado, saber cuánto se ha ganado por cada cliente en particular, cada encargo, etc. Esto permite también mejorar la eficiencia de la empresa: potenciar clientes o tipos de proyectos más rentables que otros, reorientar el negocio si es necesario, aumentar la rentabilidad con el análisi de los costes indirectos, etc.

Esto es igualmente aplicable a los departamentos o centros de costes de la empresa. Con la contabilidad de gestión podremos calcular la rentabilidad, pero teniendo en cuenta otros factores además de los puramente financieros. Por ejemplo, en caso de tener varios establecimientos saber cuál es más rentable; o saber el retorno que genera el departamento de marketing o el departamento financiero, dos tipos de departamentos que no son productivos propiamente hablando.

El conocimiento es poder

Con estos ejemplos queda claro lo que puede aportar la contabilidad de gestión a cualquier empresa. Pero a menudo el problema está en la dificultad por conseguir la información necesaria.

Para esto, existen herramientas de gestión de gastos que pueden aportar datos muy importantes, y ahorrar trabajo en la realización de un plan de contabilidad de gestion. Es el caso de Captio, que permite a sus usuarios una clasificación rápida, ágil y automática de los gastos de viajes de empresa según su tipo, pero también por departamentos, centros de coste o incluso trabajadores, formas de pago, etc. Toda esta información puede ser exportada por el usuario, de manera que los datos pueden ser analizados y clasificados de la forma que sea conveniente.

Guía sobre contabilidad de sueldos y salarios