<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Las certificaciones de seguridad informática de empresa

Protección de datos timer 4 min.
Sandra Teruel
New Call-to-Action
Descarga el e-book: Informe Captio del kilometraje 2020

No solo los empleados de una empresa deben obtener determinados certificados de seguridad; las empresas en su conjunto también han de trabajar para adquirir estándares de calidad que les permitan dar garantías a sus clientes.

 La exigencia hacia las empresas en el ámbito digital está creciendo por momentos. Vivimos en tiempos de transformación digital, un proceso que abre muchas ventanas de oportunidad para los negocios. Pero al mismo tiempo, y no debemos pasarlo por alto, también comporta la apertura a nuevos riesgos y peligros que en nuestra etapa “analógica” (si podemos llamarla así) no existían. 

Los ciberataques están a la orden del día. Las amenazas digitales en forma de phishing, ransomwares y todo tipo de malwares nos obligan a reforzar nuestra ciberseguridad, formarnos y equiparnos con herramientas para proteger la integridad de la información. En este contexto, han aparecido perfiles nuevos a los que exigimos certificados de seguridad para profesionales como el CISSP, CISM o CEH, que sirven para implementar estrategias de seguridad de la información, evaluarlas y practicar el hacking ético. Te recomendamos informarte sobre qué nuevos puestos de trabajo podrías crear (o reciclar) en tu empresa para mejorar la seguridad digital

Pero no solo los trabajadores a nivel individual deben obtener certificaciones. La empresa, como sujeto, también está sometida a exigencias en forma de certificaciones, protocolos y normativas a seguir que regulan el marco de la actividad en España en seguridad digital. En este artículo queremos indicarte algunas de estas certificaciones para que conozcas el marco al que necesitas adaptarte si quieres que la seguridad digital en tu empresa sea óptima:

Seguridad informática para empresas: certificados y protocolos a seguir

Esquema Nacional de Seguridad

La tarea principal de las empresas en España es adecuarse al Esquema Nacional de Seguridad. Este esquema fue aprobado por el Real Decreto 3/2010 y es la referencia con la que las administraciones públicas miden la seguridad de sus sistemas de información. Aunque en principio el ENS está diseñado para el sector público, las empresas privadas que trabajen con empresas públicas (como proveedoras, por ejemplo) también deben cumplir con este esquema. 

Existen diferentes niveles de certificación del ENS, tal y como nos indica el Centro Criptológico Nacional. En primer lugar tenemos la Declaración de Conformidad, que se aplica a sistemas de información de categoría básica, y más adelante los Certificados de Conformidad con 3 categorías: Básica, Media y Alta. Encontrarás muchas entidades certificadoras que pueden expedir las certificaciones una vez se hayan acreditados los requisitos previos. 

Certificación ISO 27001

El ISO 27001 es una norma internacional que las empresas utilizan para establecer estándares de seguridad de la información. Este ISO indica a las empresas lo que necesitan hacer para implementar y mantener un sistema de gestión de seguridad de la información en óptimas condiciones. Su alcance internacional nos hace ver su importancia, ya que nos homologa a empresas del resto de países de nuestro entorno en seguridad informática. En Captio contamos con el certificado de seguridad ISO 27001 y hemos trabajado duro para ello.  

Este ISO da multitud de ventajas a las empresas: desde optimizar procesos internos, reducir costes (ya que se previenen muchos ciberincidentes que habría que reparar más tarde) y, por supuesto, reducir los riesgos a los que se enfrenta la compañía en su digitalización. No todas las organizaciones cuentan con el sello de calidad ISO 27001, así que obtenerlo te da ventajas competitivas frente al resto. 

AENOR, la Asociación Española de Normalización y Certificación, es la encargada de otorgar estos certificados después de pasar un “examen” en forma de Auditoría de Certificación, para la cual las empresas deben llegar con los deberes hechos y todos los requisitos superados. Toma nota de esto: la validez de la certificación es de 3 años y al cabo de ese tiempo tendrás que renovarla.

Las certificaciones de seguridad informática de empresa

Reglamento General de Protección de Datos

El 25 de mayo de 2018 entró en vigor la nueva normativa europea en materia de protección de datos. Se trata del RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), que por supuesto también se aplica a España y que regula la protección de datos personales y los derechos a la protección de datos por parte de clientes, usuarios y empresas. 

En comparación con leyes anteriores, el RGPD amplía la protección de los usuarios y exige más a las empresas, sobretodo en el uso de la información personal de terceros, que debe contar siempre con el consentimiento expreso (no implícito) de quien cede sus datos. Captio ha adoptado acciones para adaptarse a la RGPD, que es de obligado cumplimiento para las organizaciones europeas: cambios en la política de privacidad, de cookies, encriptación de bases de datos y protocolos de destrucción de datos. En este caso no se trata de “conseguir” una certificación, sino de adaptarse a los requisitos que nos marca la ley para no poner en riesgo a nuestros clientes y evitar multas y sanciones.  

Otros protocolos: el Certificado SSL

En último lugar, y sin tanta relevancia como lo que hemos mencionado anteriormente, tenemos el SSL. Es un protocolo de seguridad que sirve para garantizar que la transmisión de datos entre un servidor y un usuario a través de Internet se realiza de forma segura. SSL es el acrónimo de Secure Socket Layer.

El SSL protege un sitio web y los usuarios que navegan en él, te permite garantizar la seguridad en el intercambio de información y es un sello que indudablemente genera confianza entre los que lo conocen. Se trata de un protocolo abierto, basado en un sistema de cifrado que usa algoritmos con una clave de seguridad.

En definitiva, la seguridad informática para empresas es un asunto de vital importancia, y podemos asegurarte que estos certificados digitales de seguridad informática que te hemos indicado no son fáciles de obtener. Requieren inversión, recursos y tiempo; pero a cambio obtienes reputación, prestigio, un sello de calidad y, lo más importante, la tranquilidad de saber que has hecho las cosas bien y que tu negocio está protegido frente a las ciberamenazas. Te aseguramos que el esfuerzo vale la pena. 

digitaliza gestion empleados

Suscríbete a nuestro blog y no te pierdas las novedades