<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Apuntes contables del impuesto de sociedades

Posteado por: Mar Calvo | 11/04/2018 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

Los apuntes contables que genera el pago del impuesto de sociedades pueden ser un poco liosos: liquidación del tributo, diferencias permanentes, diferencias temporarias, etc. En este artículo te explicamos la contabilidad en el impuesto de sociedades.Descarga el e-book: Conciliación bancaria paso a paso

impuesto sociedades

La contabilidad de la liquidación del impuesto de sociedades es relativamente fácil:

impuesto sobre el beneficio (630) a (4752) Hacienda Pública, acreedora por impuesto de sociedades
 

Como ves, al contabilizar este impuesto intervienen dos cuentas:

  1. La 630: "impuesto sobre beneficios", que expresa el impuesto devengado en el ejercicio.
  2. La 4752: "Hacienda Pública, acreedor por impuesto sobre sociedades", que representa la cuota diferencial.

Otra cuenta que también va a intervenir la mayoría de las veces es la 473, "Hacienda Pública, retenciones y pagos a cuenta", por las cantidades que le han retenido al sujeto pasivo y los importes que haya adelantado a cuenta del impuesto.

El asiento más simple debería ser así:

Concepto Debe Haber
impuesto sobre beneficios (630) impuesto devengado  
Hacienda Pública, acreedor por impuesto sobre sociedades (4752)   Cuota diferencial
Hacienda Pública, retenciones y pagos a cuenta (473)   Retenciones y pagos a cuenta
 

En principio, el cálculo del impuesto de sociedades es el resultado de multiplicar los beneficios contables obtenidos (pérdidas menos ganancias) por el tipo impositivo correspondiente.

Actualmente, los tipos impositivos del impuesto de sociedades son varios:

  • Tipo general del 25%
  • Tipo reducido del 20% para cooperativas.
  • Tipo reducido del 15% para emprendedores.
  • Tipos aplicables en sociedades y entidades especiales: 1% para sociedades de inversión, 10% para asociaciones y fundaciones y 25% para otras entidades (colegios profesionales, sindicatos, partidos políticos, mutuas de seguros generales, cooperativas de crédito, cajas rurales, etc.).

No obstante, debes tener en cuenta que el resultado contable no se corresponde con la base imponible de este tributo. Para calcular esta última tiee¡nes que realizar una serie de ajustes y cálculos. La fórmula a aplicar es:

Base Imponible = Resultado Contable + / – Ajustes


Por tanto, existen una serie de diferencias que pueden modificar el importe del resultado contable para el cálculo de la base imponible: las diferencias permanentes (que no revierten en ejercicios futuros), las diferencias temporales (que sí revierten en ejercicios posteriores) y las bases negativas pendientes de compensar.
 

impuesto sociedades

Diferencias permanentes en la contabilidad del impuesto de sociedades

Así pues, cuando el resultado es a pagar, el apunte contable es el siguiente:

impuesto sobre el beneficio (630) a (4752) Hacienda Pública, acreedora por impuesto de sociedades
  a (473) Hacienda Pública, retenciones y pagos a cuenta
 
Aquí, la cuenta (630) recoge el gasto corriente devengado en el ejercicio y la cuenta (4752) recoge la cuota a ingresar como consecuencia de la liquidación anual del impuesto, una vez deducidas las retenciones y pagos a cuenta (473).
 
En caso de que la liquidación del impuesto sobre sociedades salga con resultado a devolver, el apunte contable será:
 
impuesto sobre el beneficio (630) a (473) Hacienda Pública, retenciones y pagos a cuenta
(4709) Hacienda Pública, deudora por devolución de impuestos  
 

Diferencias temporales en la contabilidad del impuesto de sociedades

Por su parte, cuando se trata de diferencias temporales, nos podemos encontrar con dos casos, que el beneficio contable sea superior a la base imponible del tributo, o por lo contrario que sea inferior.

1. Diferencias temporales positivas

El beneficio contable es superior a la base imponible del tributo. Aquí, el gasto devengado es menor que la cuota líquida. La contabilidad del impuesto de sociedades se refleja de la siguiente manera:

impuesto sobre el beneficio (630) a (4752) Hacienda Pública, acreedora por impuesto de sociedades
impuesto sobre el beneficio anticipado (4740)  
 

El registro contable del impuesto será así: 

Concepto Debe Haber
impuesto sobre beneficios (630) Gasto devengado  
impuesto sobre beneficios anticipado (4740) Gasto no devengado  
Hacienda Pública, acreedor por impuesto sobre sociedades (4752)   Cuota diferencial
Hacienda Pública, retenciones y pagos a cuenta (473)   Retenciones y pagos a cuenta
  

2. Diferencias temporales negativas

El beneficio contable es inferior a la base imponible del tributo. En este caso el gasto devengado es mayor que la cuota líquida y la contabilidad del impuesto de sociedades es de esta forma:

impuesto sobre el beneficio (630) a (4752) Hacienda Pública, acreedora por impuesto de sociedades
  (479) Pasivos por diferencias temporarias imponibles
 

Así será el registro contable del impuesto:

Concepto

Debe

Haber

impuesto sobre beneficios (630) Gasto devengado  
impuesto sobre beneficios diferido (479)   Gasto devengadoy no pagado
Hacienda Pública, acreedor por impuesto sobre sociedades (4752)   Cuota diferencial
Hacienda Pública, retenciones y pagos a cuenta (473)    
  

impuesto sociedades

Bases negativas en la contabilidad del impuesto de sociedades

Puede darse el caso en que, después del cálculo y los ajustes, la base imponible resulte ser negativa. En este caso Hacienda no te devuelve el dinero, pero sí puedes compensar esa cuantía en los ejercicios siguientes, hasta un máximo de 7 años. El apunte contable será el siguiente:

Crédito por pérdidas a compensar (4745) a (630) impuesto sobre el beneficio

 

Concepto Debe Haber
Crédito por pérdidas a compensar del ejercicio… (4745)    
impuesto sobre beneficios (630)    
 

Ajustes por el cambio de tipo impositivo en la contabilidad impuesto de sociedades

Las empresas que tengan abiertas las cuentas que representan activos o pasivos pendientes se verán afectadas y tendrán que realizar los cambios pertinentes para ajustarse al nuevo valor del impuesto. Hablamos de las cuentas siguientes:

  • 4740: activos por diferencias temporarias deducibles.
  • 479: pasivos por diferencias temporarias imponibles.
  • 4745: créditos por pérdidas a compensar.

Para estos ajustes, el Plan General Contable tiene dos cuentas específicas:

  • La 633: ajustes negativos en la imposición sobre beneficios que se usa siempre en el debe.
  • La 638, Ajustes positivos en la imposición sobre beneficios, que se usa siempre en el haber.

Entonces, los ajustes en la contabilidad del impuesto de sociedades se realizará de la siguiente forma:

  • Por la cuenta 4740: al disminuir el crédito a favor de la empresa, se realiza un ajuste negativo, por lo tanto, pondremos en el debe el importe correspondiente en la cuenta 633, y en el haber la cuenta 4740.
  • Por la cuenta 479: La reducción se contabilizará en la cuenta 479 en el debe, y la 638 en el haber.
  • Por la cuenta 4745: Se realizará el ajuste de la misma manera que la cuenta 4740, con la reducción en la cuenta 633 en el debe, y la cuenta 4745 en el haber.

Estos ajustes solamente se tienen que realizar en activos y pasivos fiscales registrados en el balance, pero no tienen ninguna incidencia en la contabilidad del impuesto de sociedades del ejercicio.

Calendario de presentación del impuesto de sociedades

Una vez repasada la contabilidad del impuesto de sociedades, debes recordar que el periodo impositivo coincide generalmente con el año natural. En 2018 hay que presentar el modelo 200 (declaración del impuesto de sociedades) antes del 25 de julio.

Mientras, el modelo 202, que es el correspondiente al pago fraccionado, hay que presentarlo en los meses de octubre, diciembre y abril. Se trata de un pago a cuenta de la próxima declaración de la renta. El tipo general que se aplica es del 18%.

Guía sobre contabilidad de sueldos y salarios