<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

¿Por qué es tan importante el control financiero?

Posteado por: Sandra Teruel | 16/08/2014 | Categorias: Control financiero

El control financiero permite a la empresa evaluar, de una forma permanente objetiva y sistemática, las desviaciones que se van generando en las líneas estratégicas y operacionales previamente establecidas.

De este modo, este tipo de control aporta a la Dirección o a las personas con alta responsabilidad en la empresa u organización los argumentos y elementos de juicio útiles y suficientes, que les permitirán tomar las decisiones que garanticen el seguimiento de los objetivos corporativos propuestos.

iStock_000010012145_Medium

El valor de  este tipo de control alcanza a los distintos niveles de la estructura, tanto financiera como organizativa, de la empresa:

  • Nivel estratégico.

  • Políticas de inversiones.

  • Estrategias de negocios y operacionales.

  • Punto de vista operativo.

El control financiero a nivel estratégico

Cuando hablamos de control financiero a nivel estratégico nos referimos al proceso de evaluación de la coincidencia y coherencia del plan financiero con el plan estratégico de la organización, comprobando la consecución de los objetivos de este último.  

Con el control financiero se evitan sorpresas en el momento del cierre del período fiscal. Es la mejor forma de detectar desviaciones sobre presupuestos y líneas estratégicas y actuar sobre las mismas con el objeto de compensarlas, equilibrarlas y corregirlas

Las políticas de inversión

Las inversiones son absolutamente necesarias para el desarrollo, crecimiento y también para la viabilidad de una empresa, pero si no se controlan exhaustivamente pueden ser el principal foco de importantes desajustes presupuestarios en una empresa.

Por este motivo, la importancia del control financiero se multiplica en lo relativo al capítulo de las inversiones, ya que permite:

  • Evaluar las políticas relacionadas con las decisiones de inversión.

  • Diferenciar entre las inversiones en activos inmediatos o a corto plazo y las de medio y largo plazo.

  • Controlar el endeudamiento relacionado con dichas inversiones.

Estrategias de negocios y operacionales

Las políticas empresariales relacionadas con las estrategias de negocio y operacionales tienen que ver tanto con la generación de ingresos como con la disminución de costes. El control financiero permite tener información detallada y concreta sobre estos dos aspectos, en cuestiones tales como:

  • Fijación de precios.

  • Consistencia y viabilidad del plan de marketing.

  • Estructura de costes.

  • Acciones de reducción de costes.

Punto de vista operativo

Desde el punto de vista operativo, a través de una óptima metodología de control financiero es posible controlar cada una de las cuentas del balance general. Por lo que su importancia es mayúscula y, probablemente es la fase del control financiero donde se deben implementar más controles, registrando y valorando todas las operaciones y transacciones.

Los puntos fuertes del control financiero

  • Una vez detectados los problemas, es posible actuar a tiempo para corregirlos, evitando sorpresas y situaciones irremediables.

  • Ofrece una visión tanto del conjunto de la empresa como por departamentos, e incluso por acciones o partidas muy concretas, lo cual permite conocer el estado financiero de la empresa y actuar sobre el foco específico del problema.

  • Posibilita un control financiero de todos los niveles de la organización: estratégico, operacional, de inversiones, etc.

Agradecimientos

Este post ha sido posible gracias a la colaboración de:




descarga.jpg

Oriol Grima, responsable de márqueting de Saima Solutions, consultora tecnológica especializada en Business Intelligence y Performance Management.

 

Post relacionados:

 

guia de bolsillo sobre control financiero