<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Competencias y habilidades de un directivo expatriado I

Posteado por: Carlos | 11/01/2014 | Categorias: Transculturalidad

Independiente de su nivel académico y experiencia profesional, el manager o directivo desplazado al extranjero, o que lidere equipos multiculares en su propio país, debe tener una serie de habilidades y competencias en aspectos de cross cultural (visión global de otras culturas con vocación comprensiva e integradora).

En concreto, hemos detectado diez grandes tipos de habilidades que deberían dominar los responsables de equipos de trabajo donde coexisten culturas diferentes. A la hora de buscar y seleccionar el perfil ideal de un directivo o manager expatriado, las compañías y empresas deberían valorar y tener muy en cuenta las competencias cross culturales de los candidatos.

1) Ser capaz de observar sin emitir juicios

Una persona competente en el manejo de colaboradores de culturas diferentes deber ser capaz de observar en silencio el entorno en el que se encuentra, para así encontrar las claves que le permitan actuar de manera correcta, sin prejuzgar y fijándose en los detalles.

Sus competencias comunicativas deben ser los suficientemente sensibles para fijarse en un todo y no en una frase o intervención concreta. Por otro lado, debe ser una persona capaz de percibir y analizar el tipo de energía que hay en un entorno.

2) Humildad

La humildad es una de las características más importantes que debe tener un líder expatriado. Lo ideal es que se trate de una persona a la que no le incomode pasar desapercibido y tampoco le importe no poder mostrarse en todo su potencial, puesto que en un país y entorno extraño es probable que, en ciertos momentos, se encuentre en inferioridad de condiciones.

En este tipo de proyectos, las actitudes prepotentes y el “ordeno y mando” nunca funcionan. Un directivo no puede pretender, porque no encontrará otra respuesta que el fracaso, que por el mero hecho de liderar un grupo, sus subordinados vayan a renunciar a su propia forma de ser y trabajar, ni tampoco a sus creencias y costumbres.

cross cultural

3) Flexibilidad, respeto y tolerancia

Un directivo con una buena visión cross cultural debería ser capaz, en un hipotético test, de contestar afirmativamente a estas cuatro preguntas:

  1. ¿Me siento cómodo relacionándome con personas distintas a mi?

  2. ¿Soy consciente de que existen formas muy distintas de pensar, sentir, actuar y reaccionar, pero todas pueden ser correctas?

  3. Ante un imprevisto, ¿soy capaz de adaptarme a las nuevas circunstancias sin que me provoque un conflicto o frustración?

  4. Aunque tengo mis propias opiniones y formas de hacer las cosas, ¿considero que puede haber otras opiniones o formas igualmente válidas?

Image(s): FreeDigitalPhotos.net

Para el presente post, hemos contado con la ayuda de:

Antonio Vega

Antonio Vega

Executive Coach, Team Coach y Consultor en Planificación Estratégica, Liderazgo y Desarrollo de Aplicaciones. Socio fundador de Humaniza


cross cultural en empresas globales