<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Quisquillosos con los tickets. Usando Captio en tus viajes de negocios

Posteado por: Dan Moser | 20/06/2012 | Categorias: Noticias de Captio

Imagina el escenario habitual en uno de tus viajes de negocios. Trabajas como comercial, has ido a visitar a una serie de nuevas cuentas que quieres consolidar. Este viaje está siendo un poco más largo de lo habitual, llevas una semana fuera y te quedan un par de días más.

Últimamente, los de administración se han puesto un poco quisquillosos con el tema del control de gastos. Ya se sabe, no está la cosa para tirar cohetes y han establecido una nueva política según la cual no aceptan ningún gasto del cual no se disponga del ticket original. Por supuesto, te los estás guardando todos, y después de siete días tu cartera parece un sándwich de papeles. Además, los más viejos se han arrugado y algunos se han emborronado porqué ayer llovió y se te mojaron un poco.

Por suerte, pasado mañana ya regresas, pero todavía va a quedar lo peor, redactar la nota de gastos. Calculas que fácilmente vas a perder una tarde de trabajo transcribiendo ticket por ticket en la hoja de cálculo. Luego vas a coger un sobre, vas a meter todos los originales y lo vas a llevar personalmente al departamento de administración.

¿Conoces el caso? Si trabajas en una empresa como comercial, como responsable del área comercial o bien en el departamento de administración y finanzas seguramente te suena. Si es así, sabes lo engorroso que resulta todo este flujo para los implicados, para los miembros del equipo que generan los gastos, pero también para aquellos que los validan.

Con Captio hubiese sido todo mucho más fácil. En vez de acumular tickets hubieses podido fotografiarlos y olvidarte de coger el papel. No hubieses tenido que cargar con un fajo de papeles en tu cartera y no se hubiesen manchado, arrugado o borrado. Y lo mejor de todo, no hubiese hecho falta que perdieses un viernes por la tarde redactando la nota de gastos, la hubieses generado automáticamente con sólo pulsar un botón. Hay cosas más interesantes que hacer, ¿no crees? El responsable la hubiese recibido en su correo electrónico y ¡fin! No hubiese sido necesario que ninguno de los dos estuviese ni siquiera en la oficina. Le hubiesen llegado cómodamente en un solo archivo los datos de cada ticket organizados en una hoja de cálculo con las fotografías de los originales. ¡Menos dolores de cabeza para todo el mundo y menos horas de trabajo gastadas en papeleo!