<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

problemáticas de los gastos de representación

Más allá de la venta del producto

Posteado por: Olga Tomàs | 25/02/2016 | Categorias: Viajes de empresa

El equipo comercial es la cara visible de la empresa y la marca que representa en el mercado. Los comerciales no solo deben conseguir clientes y mantenerlos sino también deben ser conscientes de todo lo que transmiten cuando van a visitar un cliente.

Descarga el e-book: La maleta perfecta del Business Traveller

comercial-1.jpg

La fuerza de ventas de la empresa de una empresa debe ser consciente de la importancia de su trabajo no solo a lo que a número de clientes y facturación se refiere. Los comerciales son los embajadores de la marca en el mercado y, por tanto, además del producto venden imagen, confianza y mucho más. Por eso es muy importante evitar errores de la fuerza comercial de la empresa que pueden acabar dañando a la empresa desde distintos frentes.

Desde la dirección del equipo comercial se debe trabajar para que el vendedor tenga claro la importancia de sus acciones y guiarlo para que mejore.

Consejos para el comercial:

Conocer la empresa

El comercial es un embajador de la empresa y, por tanto, no sólo debe conocer el producto en profundidad sino que debe tener muy claro la imagen, valores  y objetivos de la empresa.

Prepararse antes de una venta

La experiencia, a veces, puede jugar en contra. El vendedor debe tener claro que cada cliente es un mundo y debe ir preparado, porque no solo debe vender el producto: el comercial debe demostrar que es un experto. Una buena estrategia es reforzar el argumentario de venta con presentaciones de producto personalizadas a las necesidades del potencial cliente.

Creer en el producto

Poder vender algo en lo que no cree va ser una tarea mucho más difícil para el comercial que debe, literalmente, dar la cara. Por tanto, además de conocer en profundidad el producto, el comercial debe creer en sus virtudes. Aunque es cierto que no se puede perder de vista las debilidades para poder argumentar soluciones.

Marcarse objetivos

El equipo comercial convive con los objetivos. De hecho, es su modus vivendi, por objetivos. Pero sí que es cierto que en el día a día es necesario que los comerciales se marquen pequeños objetivos que le harán optimizar recursos y en definitiva trabajar con mayor eficiencia.

Con estos sencillos consejos el comercial reforzará la confianza de su discurso, y en consecuencia la imagen del producto y de la empresa.

 

La maleta perfecta del Business Traveller