<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Gestión de las facturas recapitulativas para la autoliquidación del IVA: proceso manual vs proceso automático

Posteado por: Myriam Zanatta | 15/11/2014 | Categorias: Cómo deducir el IVA

A la hora de hacer la autoliquidación del IVA, muchas empresas se encuentran con una cantidad considerable de tiques o facturas simplificadas que no cumplen los requisitos formales para poder desgravar el IVA correspondiente. Por eso muchas optan por gestionar las facturas recapitulativas, que sean válidas frente a la Hacienda Pública, y que les permita un ahorro considerable. Veamos a continuación la diferencia entre efectuar este proceso de forma manual y efectuarlo de forma automática.

Proceso manual

El procedimiento manual de gestión de las facturas recapitulativas empieza con un proceso de identificación de los tiques agrupables. Normalmente, no se suele realizar gestión de pedir la factura sustitutiva de todos los tiques, debido al elevado coste que genera este proceso respecto al beneficio proporcionado. Por eso, la persona responsable deberá valorar qué tiques son más interesantes de agrupar, cuáles representan un auténtico beneficio para la empresa.

Una vez identificados, a través de los libros de contabilidad u otro sistema, se procederá a buscar los tiques en el archivo. Este paso será más costoso o menos, según el estado de la archivación de los documentos contables. Si los tiques están ordenados y archivados, encontrarlos será fácil, aunque puede ser largo en función de la cantidad.

Gestión_facturas_recapitulativas_autoliquidación_IVA

Cuando ya se tengan cada tique, o factura simplificada, se deberá pedir al establecimiento en cuestión la factura sustitutiva. Para eso, será necesario escanear o fotocopiar los tiques para hacerlos llegar por correo o email al establecimiento, o bien desplazarse allí para entregarlos.

Finalmente, conseguimos nuestra factura recapitulativa, que podremos utilizar para la autoliquidación del IVA.

Proceso automático

Con el procedimiento automático de gestión de las facturas recapitulativas, la identificación de los tiques agrupables se hace de forma mucho más rápida. Con una simple ojeada y unos cuantos clics nos daremos cuenta rápidamente de los tiques que podemos agrupar. De la misma manera, no se tendrá que buscar el tique en sí en los archivos, ya que dispondremos de la imagen digitalizada. Se podrá proceder a descarregar los tiques en cuestión, para poderlos enviar por correo electrónico al establecimiento en cuestión.

Como podemos ver, se trata de un proceso mucho menos costoso que el proceso manual. Una de las ventajas es que en ser mucho más rápido, con el mismo tiempo podemos gestionar más facturas recapitulativas, y así lograr ahorrar más, o bien dedicar menos horas a este proceso para dedicarlas a otras tareas más productivas.

exprimiendo facturas: guía práctica para deducir el IVA