<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

New Call-to-action

Autoliquidación IVA mensual: Inscripción en el REDEME

Posteado por: Myriam Zanatta | 05/11/2014 | Categorias: Cómo deducir el IVA

Después de valorar los pros y los contras, muchas empresas deciden optar por la autoliquidación del IVA de forma mensual a través de la inscripción al REDEME, es decir al Régimen Especial de Devolución Mensual. Esta inscripción, que será válida a partir del 1 de enero de 2015 y durante al menos un año, permite a las empresas realizar su declaración del IVA de forma mensual, en vez de trimestral. Te explicamos cómo realizar esta inscripción.

Acogerse al REDEME puede significar una mejora importante en la planificación fiscal y de tesorería para determinadas empresas, que tendrán que realizar la solicitud presentando el modelo 036 de declaración censal. Para poder optar a este registro, habrá que cumplir unos requisitos.

En primer lugar, se debe estar al corriente de las obligaciones tributarias. Tampoco se pueden inscribir empresas que realicen actividades que tributen en el régimen simplificado. No se deberá estar incluido en alguno de los supuestos que podrían dar lugar a una baja cautelar en el Registro Especial de Devolución Mensual o a la revocación del número de identificación fiscal. Por último, no debe haber sido excluido de este registro en los 3 años anteriores a la solicitud de alta.

Autoliquidación IVA mensual: Inscripción en el REDEME


El plazo de resolución de la Agencia Tributaria es de un máximo de tres meses. Por lo que si transcurrido este tiempo desde la solicitud no se ha recibido respuesta expresa por parte de la Administración, significa que la solicitud ha sido denegada.

La inscripción se puede presentar cada año durante el mes de noviembre, y no surtirá efecto hasta el uno de enero siguiente. Es decir, las empresas que lo soliciten este mes empezarán a liquidar el IVA mensualmente en enero del 2015. Una vez inscrito, la empresa está obligada a permanecer en el REDEME durante al menos un año. Podrá solicitar la baja durante el siguiente mes de noviembre. Eso sí, no se podrá volver a pedir la inscripción en este registro durante el mismo año natural.

Para el presente post, hemos contado con la ayuda de:

eduardo-de-mesa 

 

Eduardo de Mesa

Economista y socio-fundador de De Mesa y Vertiz Consultores.