<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

problemáticas de los gastos de representación

Controller dime cómo te llaman y te diré quién eres

Posteado por: Olga Tomàs | 06/11/2015 | Categorias: Control financiero

El perfil del controller cada vez está siendo más necesario en el entorno empresarial como garantía de análisis y planificación para la posterior toma de decisiones que necesitan las empresas. Descubre las varias caras de una figura profesional en auge.

tipos_de_controller.jpgLa ubicación del controller dentro del organigrama de las compañías debe responder a la situación que mejor le permita conseguir sus objetivos y adaptarse a las peculiaridades de cada empresa, teniendo en cuenta, en este sentido, la cultura existente en la empresa, su estructura organizativa y recursos humanos, así como sus procesos de dirección. Las situaciones más habituales son las siguientes:

-       El controller como staff: en esta ubicación el controller se sitúa como un staff de apoyo a la más alta dirección de la compañía, no estando en la línea principal de autoridad. No manda a nadie, ni le manda nadie, salvo la más alta dirección.

-       El controller como director funcional: en esta posición el controller es un director funcional más, con el mismo grado de decisión y autoridad que el resto. Es el caso típico del controller director financiero, aquí el director financiero además de su función habitual en el ámbito de las finanzas de la empresa, asume al mismo tiempo la función de control, es decir, de la eficacia y eficiencia de la gestión.

-       El controller dependiendo del Director Financiero: en esta tercera situación, el controller está ubicado dentro del departamento financiero, dependiendo de su director, y por lo tanto por debajo de las direcciones funcionales, pudiendo ser esta relación en línea o en staff.

Así ante las distintas posibilidades de ubicación del controller dentro del organigrama de la empresa, surge una pregunta fundamental: ¿Dónde colocarlo ? Pues bien, no existe una respuesta única depende en gran medida de:

- Grado de desarrollo de la función de control.

- Tamaño de la empresa.

Existe por tanto una dependencia entre el grado de desarrollo de la función de control y el tamaño de la empresa por un lado y las necesidades de control y la ubicación del controller por otro.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el controller tiene una relación directa con todos y cada uno de los estadios de la organización. Y es que tanto por su perfil como por las funciones que desempeña debe relacionarse  con todos los departamentos. Esta relación fructífera conlleva desde el diseño de las funciones y responsabilidades de los otros miembros de la organización hasta el asesoramiento de las medidas correctoras que proceda aplicar para alcanzar las metas previstas.

Claves para un cierre eficiente y práctico guía gratuita