<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

3 claves futbolísticas para aumentar la productividad laboral

Posteado por: Myriam Zanatta | 04/07/2016 | Categorias: Gestion empresarial

¿Qué tienen que ver la productividad laboral con el deporte rey? Competitividad, constancia, esfuerzo… Son valores muy importantes en ambos campos. ¿Podemos pues sacar conclusiones sobre el fútbol que nos ayuden a mejorar la productividad? ¡Descúbrelo a continuación!

Descarga el e-book: Claves para mejorar la gestión del equipo comercial

productividad laboral

Trabajo en equipo

El fútbol es un deporte de equipo, por lo que los jugadores tienen que trabajar juntos sí o sí. Cada jugador ocupa un lugar, tiene sus dificultades, pero sin el trabajo de todos, es imposible marcar el gol de la victoria. Exactamente lo mismo ocurre en una empresa. Cada empleado tiene su rol, y todos son importantes para lograr el objetivo empresarial. Si los empleados no trabajan en la misma dirección, es imposible alcanzar la meta, así que hay que fomentar el trabajo en equipo, y tener claro el rol de cada uno.

Esto no está reñido con tener un líder, al contrario. Es necesario que exista un capitán, una figura que sepa dirigir correctamente el equipo, valorando la importancia de cada componente. Tiene que ser alguien que sepa sacar lo mejor de cada uno, que apoye a sus compañeros y que los ayude a dirigir sus esfuerzos en la buena dirección.

Orientación a resultados

Tanto las empresas como los equipos de fútbol tienen metas marcadas, y el objetivo último es siempre el mismo: ganar. Además, para lograr la meta común, es importante que cada miembro del equipo tenga su objetivo marcado, y sepa qué tiene que hacer. Nunca hay que perder esta meta de vista, y tras cada partido, cada hito, es importante repasar la estrategia seguida para valorar resultados. Si no se está acercando al cumplimiento del objetivo, es importante tomar decisiones y cambiar la estrategia tantas veces como sea necesario. Además, esto no es algo fijo, la misma estrategia puede ser válida o no en función del rival, del estado del equipo, etc. La estrategia tiene que revisarse constantemente para buscar siempre mejorar.

Gestión del tiempo

En cualquier proyecto, el tiempo cuenta. Siempre hay que tener en cuenta plazos o fechas máximas. Un partido de fútbol dura 90 minutos durante los que el equipo tiene que marcar goles, y una vez terminado no hay posibilidad de ganar. En la empresa, también hay que tener un tiempo marcado para la consecución de los objetivos, y tenerlo muy presente.

Además de esto, no se juega igual en el minuto 1 que en minuto 85. Hay que adaptar las acciones al desarrollo de la situación para buscar siempre el resultado óptimo.

Claves para mejorar la gestión del equipo comercial