<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

problemáticas de los gastos de representación

Un decálogo para el viajero de negocios

Posteado por: Dan Moser | 20/09/2012 | Categorias: Viajes de empresa

La vida del viajero de negocios no es fácil. Días sin ver a la familia, prisas por llegar, colas de gente, esperas en aeropuertos, carreras detrás de taxis, solitarias habitaciones de hotel... Sin embargo, los viajeros de empresa habituales valoran positivamente viajar, y hasta como uno de los principales puntos por los que les gusta su trabajo. Ofrece ocasiones excelentes para crecer profesional (y personalmente) y, definitivamente rompe con la monotonía de la vida en la oficina.

La experiencia es un grado y a medida que pasa el tiempo cada viajero va recogiendo sus vivencias y juntándolas en su particular lista de lecciones a tomar en cuenta para viajar mejor. Hemos recopilado para ti unas cuantas máximas que hemos escuchado (con variaciones mínimas) entre muchos viajeros de negocios habituales.
  1. Preparar el equipaje es todo un arte. Prever lo que vas a necesitar y saber minimizarlo es una virtud, especialmente si vas a tomar un vuelo y te puedes ahorrar facturar la maleta. Un equipaje pequeño te va a ahorrar tiempo y el ir cargado como una mula por la terminal del aeropuerto o al buscar un taxi.
  2. Lleva siempre en tu equipaje un pequeño botiquín. Todo el mundo sabe de qué pie cojea, así que sabrás lo que tiene que llevar. Ibuprofeno para el dolor de cabeza, protectores estomacales, sales de frutas o tiritas para las ampollas… Todos son candidatos excelentes para estar en tu botiquín básico.Viajero de negocios
  3. Si vas a tomar un vuelo, haz siempre el check-in lo antes que puedas. Si esperas a hacerlo a la vieja usanza (en el aeropuerto), hay muchas posibilidades de que te quedes con el peor asiento. Tiene más importancia de la que crees si tu vuelo dura más de 2 horas…
  4. Sabemos que los trayectos en taxi, sobre todo cuando sales de tu país, suelen ser fuente de discusiones y a veces uno se queda con la impresión de que le están intentando timar. Para evitar malentendidos, ten una idea del recorrido que te espera antes de hacerlo. Puedes buscarlo en Google Maps y guardarlo.
  5. Contrata siempre un seguro de viaje, especialmente si viajas al extranjero. No sabes nunca lo que va a pasar. Muchas tarjetas de crédito ofrecen un seguro que cubre el contenido de tu cartera, básico pero muy útil en caso de que tengas que renovar tu documentación. Depende a qué países viajes, no olvides que el tema de la sanidad puede no estar cubierto y nunca viene mal un servicio de asistencia en carretera si vas a conducir.
  6. Hay que conocer las políticas de gasto de tu empresa pero también usar el sentido común para saber cuándo vale la pena gastar dinero. Si vas a tomar un vuelo de 10h posiblemente valga la pena gastar un poco más de dinero para tener un asiento mejor. Si vas a tener que hacer 3 trasbordos en transporte público para llegar a tu hotel, quizás merezca la pena pagar un taxi. Hay que saber administrar el dinero, pero gastarlo si se trata de tu salud o comodidad seguramente lo merezca.
  7. Para el tema de recordar información importante, recuerda que tu Smartphone lleva cámara: saca fotos. Esto sirve para cosas como recordar una plaza de parking, los datos de una tarjeta de visita o tus tickets a incluir en tu informe de gastos de empresa (aunque hay alternativas bastante mejores para este último caso.)
  8. Si eres un viajero habitual, vale la pena que te inscribas en todos los programas de fidelidad de aerolíneas, hoteles, etc. En cuanto acumules cierta cantidad de puntos, tu nivel subirá y podrás acceder a ofertas interesantes. Sin embargo, muchas organizaciones te premiarán ya por el mero hecho de pertenecer a su programa.
  9. Planifica tu tiempo libre antes del viaje. Por supuesto estás en un viaje de negocios, vas para trabajar pero vas a tener algo de tiempo libre. De hecho, eso es lo maravilloso de los viajes de negocios. Saber aprovechar ese tiempo depende de ti. Si al menos sabes qué hay que ver, qué vale la pena visitar o simplemente dónde hay que comer solo tienes que cruzar los dedos y esperar poder tener un rato libre.
  10. Y la última pero muy importante: tómatelo con calma. No puedes controlar todos los factores de tu viaje. Si tu avión viene con retraso, si te topas con un atasco o cualquier otro imprevisto, intenta tomártelo de la mejor forma posible. Si no puedes hacer nada para solucionar la situación, intenta no empeorarla poniéndote nervioso.

Si viajes habitualmente para tu empresa, seguro que tienes tu propia colección de consejos que compartir. ¡No lo dudes y déjanos alguno en los comentarios!

Image(s): FreeDigitalPhotos.net