<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Guía sobre Gastos de Representación en PDF

Multas Hacienda: cómo recurrirlas

Posteado por: Myriam Zanatta | 15/05/2015 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

Tras una inspección tributaria, si algo no ha ido bien una empresa puede recibir multas de Hacienda. Pero la sociedad multada no tiene porqué estar de acuerdo con la sanción, y puede tener argumentos y razones que lo demuestren. En este caso, es posible recurrir estas multas de Hacienda. Te explicamos los detalles.

Si, tras la inspección tributaria y la llegada de una multa, la empresa considera que ésta no es justa y cree que lo puede probar, existen dos posibilidades a nivel administrativo: el recurso de reposición y la reclamación económico administrativa.

El recurso de reposición sirve para pedir al órgano que ha puesto la sanción una segunda revisión que tenga en cuenta las alegaciones de la sociedad. Se puede presentar en el plazo de un mes desde la recepción de la multa, adjuntando un formulario con dichas alegaciones en las que se argumenta los motivos del recurso y justificar por qué se considera la multa injusta o incorrecta.Multas_Hacienda_cmo_recurrirlas

Este recurso se puede enviar por internet, en las oficinas de la AEAT, en los registros de los órganos administrativos o en correos. Cuando el organismo competente emita su resolución, si la empresa sigue sin estar de acuerdo, puede presentar una reclamación económico administrativa.

En cuanto a la reclamación económico administrativa, se tiene que presentar ante un organismo desvinculado del que emitió la multa. Así se pretende dar más imparcialidad a la resolución, aunque teóricamente, la anterior también tenía que serlo. Al igual que el anterior, el plazo es de un mes desde la recepción de la notificación, o bien de la resolución del recurso de reposición.

Es importante tener en cuenta que no se pueden cursar ambos recursos a la vez. Una vez se solicitan, la sanción queda suspendida hasta la resolución. También tener en cuenta que no se “castiga” a una empresa por recurrir una multa. Es decir que no se le podrá imponer otra sanción más elevada. Pero sí se pierde la bonificación por conformidad, que suele ser del 30%.

Auditoría contable - Whitepaper gratuito