<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

New Call-to-action

La importancia de establecer una buena estrategia financiera

Posteado por: Myriam Zanatta | 29/12/2016 | Categorias: Fintech

Disponer de una buena estrategia financiera es algo básico para lograr una empresa sana, que dé sus frutos y con un crecimiento equilibrado y sostenible en el tiempo. A pesar de ello son muchas las empresas, tanto grandes como pequeñas, que no tienen establecido ningún tipo de estrategia financiera o no la aplican correctamente. Sigue leyendo para averiguar por qué es tan importante.

Descarga el e-book: Preguntas frecuentes sobre fintech

estrategia financiera.jpgEn primer lugar, hay que dejar claros los fundamentos: no es lo mismo finanzas que contabilidad. Confundir estos dos términos es un error que suelen cometer las pequeñas y medianas empresas, y que puede generar desajustes en la gestión de ambas. Mientras que la contabilidad recopila y ordena datos, las finanzas analizan e interpretan esos datos para saber en qué punto se encuentra la empresa, optimizar la toma de decisiones y lograr mejoras estratégicas.

Concretamente, la estrategia financiera de una empresa tiene que diseñar un modelo de decisión en base a los datos recopilados, definir objetivos y políticas, trazar cursos de acción y de análisis, y utilizar los recursos financieros disponibles para lograr alcanzar las metas de la empresa y llegar al éxito.

Cuando se trata de estrategias empresariales cada empresa necesita una estrategia financiera adaptada a su situación particular. No hay que aplicar modelos genéricos, puesto que estos no tendrán en cuenta la casuística, el entorno, etc. de la empresa en particular. Además, esta estrategia se tiene que revisar periódicamente, normalmente una vez al año, ya que la situación de la empresa y de su entorno puede haber cambiado y seguramente habrá que hacer ajustes regularmente.

A pesar de eso, hay ciertos KPIs que suelen ser habituales, sea cual sea la empresa, el sector, su tamaño, etc. Pueden ser el volumen de ventas por fuerza de venta, el porcentaje de variación de los gastos, el flujo de caja, el índice de liquidez, el crecimiento de los ingresos por ventas, o la rentabilidad neta, entre muchos otros.

Mejora la estrategia financiera de tu empresa con la ayuda de Captio

Aunque las empresas cuenten con una estrategia financiera, puede que no siempre cuenten con la mejor. Captio, como empresa fintech, te ayuda a lograr una estrategia más eficiente y más adecuada a la realidad de tu empresa y su contexto.Cuando la empresa todavía es joven, cuando afronta grandes cambios como nuevos productos o nuevos mercados, en contexto de crisis económica... siempre hay que buscar formas de mejorar la estrategia financiera y optimizarla al máximo.

Mejora_la_estrategia_financiera_de_tu_empresa_con_la_ayuda_de_Captio.jpg

La primera ventaja de Captio respecto a las finanzas de la empresa es el extenso análisis que permite hacer de los gastos de empresa. Gracias a la categorización de los gastos, y a todos los datos extraídos, resulta muy fácil realizar un estudio de los gastos realizados, proveedores, formas de pago, etc. Además, los datos están accesibles en cualquier momento, por lo que se puede hacer un seguimiento en el tiempo para detectar tendencias, posibles problemas, etc. que se pueden corregir a tiempo en caso de ser necesario.

El control de la estrategia financiera es otro punto fuerte de Captio. Gracias a la digitalización de todos los gastos de desplazamiento y a la automatización de su proceso de gestión, no hay que conformarse con analizar y supervisar una muestra, esperando que sea suficiente. Captio permite un control exhaustivo de todos los gastos reportados, gracias a la inclusión de las políticas de gastos, por lo que se reduce drásticamente la probabilidad de tener casos de fraude interno, de gastos no legitimados, de problemas con los justificantes y la documentación, etc.

En este sentido, también se puede controlar que se siga el presupuesto asignado a cada departamento, desplazamiento, cliente, etc., y en caso de existir variaciones, se detectan al momento, por lo que el gasto presupuestado se asemeja más al gasto realizado que si no hubiera este control.

Finalmente, la automatización de todo el flujo, hasta la contabilización de los gastos, también es una gran ventaja. Se reduce el tiempo necesario para tareas poco productivas y de poco valor para la compañía ya que permite aumentar la eficiencia de los empleados. Este tiempo ahorrado se puede reinvertir en otras tareas que sí pueden ser valiosas para la empresa, y generar una gran mejora.

Si quieres saber más, descubre Captio en una de nuestras demostraciones gratuitas.

Preguntas frecuentes sobre Fintech