<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Ideas para conseguir el efecto WOW en los viajes de incentivos

Posteado por: Dan Moser | 28/04/2014 | Categorias: Viajes de incentivos

Antes un viaje de incentivos perfecto era aquel en el que toda la parte técnica se desarrollaba sin incidencias: vuelos en horarios cómodos, check-in rápido y bien organizado, traslados puntuales hasta el hotel, etc. Ahora a esos aspectos se los considera comodities y se dan por supuestos. Por este motivo, hoy en día para satisfacer plenamente a los viajeros hay que apelar al factor sorpresa.

El efecto WOW entra en escena

Para satisfacer a una público cada vez más acostumbrado a viajar con todo tipo de comodidades y, sobre todo, para impresionarle desde el punto de vista emocional y dejar una huella en su memoria lo suficientemente significativa para que perdure un recuerdo agradable, hay que apelar a la sorpresa: lo que se conoce como efecto WOW.

Es necesario sorprender al viajero desde el mismo aeropuerto o estación de tren, o incluso antes, y hacer que ese reguero de pequeñas sorpresas o detalles se sucedan antes, durante y después del viaje.

v4

¿Cómo soprender hoy en día a un viajero?

Existen muchas formas de llamar gratamente la atención de los invitados a un viaje de incentivo. Se trata de seducirlos de algún modo, de agasajarlos con detalles, motivarlos con nuevas experiencias y entretenerlos mediante juegos y concursos.

No es una cuestión de contar con mucho presupuesto, sino de ingenio. Estas son algunas ideas, pero la lista está totalmente abierta:

Antes del viaje

  • Enviar a cada viajero una postal escrita a mano y personalizada desde el lugar de destino.

  • De forma progresiva, ir regalando pequeños detalles propios del país que se va a visitar, como una esencia, una especie o cualquier objeto típico. Es una manera simpática de generar interés por el viaje.

En el viaje

  • Organizar el check-in del hotel en el mismo autobús de transporte, evitando así las molestas colas en la recepción.  

  • Organizar concursos y juegos. No hace falta que sean muy sofisticados, una simple competición de preguntas de cultura general puede resultar muy efectiva para entretener y fomentar las relaciones personales.

  • Cenas informales o pequeños espectáculos en algún lugar pintoresco con ambientación local.

Después del viaje

  • Colgar fotos, videos, tomas falsas y todo tipos de contenidos divertidos del viaje en una web o blog.

  • Enviar pequeños regalos a modo de recordatorio cada cierto tiempo.

La tendencia es integrar el efecto sorpresa (WOW) dentro del conjunto de estrategias conocidas como marketing emocional, cuyo objetivo es apelar a la parte sensible de los empleados o clientes buscando su fidelidad  y confianza  

Si se logra que los invitados se ilusionen con el viaje, lo disfruten y lo recuerden durante el mayor tiempo posible, el resto de objetivos, como el aumento de la productividad, la mejora del ambiente laboral o la potenciación de la imagen de marca, acabarán lográndose de forma natural y casi por pura inercia.  

Para el presente post, hemos contado con la ayuda de:

“Javier

Javier Lozano

Marketing & Travel Advisor




Image(s): FreeDigitalPhotos.net

calculadora de ahorro gastos empresa