<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Historias de fraude interno: rebuscando en el parking

Posteado por: Dan Moser | 30/08/2013 | Categorias: Fraude interno

Como justificante para el aparcamiento se utiliza el comprobante que la máquina de pago de los parkings facilita. Si se paga en efectivo, el ticket no puede relacionarse con ningún trabajador ni con ningún vehículo, cosa que puede propiciar casos de fraude interno.

En sus 35 años como vigilante de parking -muchos de ellos nocturno-, se había encontrado con multitud de situaciones curiosas. De hecho, estaba seguro que mucha gente consideraba su trabajo tremendamente interesante, su repertorio de anécdotas profesionales era interminable y tremendamente aplaudido en las cenas y reuniones con amigos y familiares.

Fraude interno parking

En ese mismo momento parecía que otra se estaba cociendo. ¿Qué hacía ese hombre inmaculado, vestido con un traje, zapatos brillantes y maletín de cuero agachado en el suelo, al lado de la máquina para pagar? Parecía que buscaba algo, tomaba los papeles del suelo los leía y los echaba a un lado.

La máquina estaba al lado de un papelera, que era dónde la mayoría de gente echaba el comprobante del pago del parking; los papeles del suelo debían ser también comprobantes. ¿Habría perdido el suyo?

- Disculpe, ¿ha perdido algo?, ¿le puedo ayudar?

La cabeza del hombre entrajado se disparó hacia el vigilante mientras esbozaba una sonrisa ligerisimamente estirada.

- No, caballero. Bueno, de hecho sí, lo acabo de encontrar, había perdido mi ticket.¡Gracias por su ayuda!- Dijo al tiempo que se levantaba. Luego se dió la vuelta apresuradamente y se puso a caminar en dirección a una berlina negra con la puerta abierta.

Cuando volvió a la garita se lo contó a su compañero.
- ¡Ah, ése! Aparca aquí a menudo. ¡Si lo hace cada vez!
- ¿Hacer qué?, ¿perder el ticket?
- ¡No, hombre, no! Lo que está haciendo es buscar algún ticket del parking que le salga más a cuenta.
- ¿Cómo?, ¿y para qué?
- Pues no sé, será por los gastos de empresa, si viniese por su cuenta no le valdría de nada hacerlo.

Desde luego, lo que le explicaba su compañero encajaba con lo que había visto pero no se le hubiese ocurrido. El de los tickets no parecía precisamente tener problemas para llegar a fin de mes. No sabía cuánto se podría sacar de extra con ese truco pero suponía que no mucho sin que alguien en la empresa se diese cuenta al justificar los gastos. En fin, otra anécdota para sus historias de sobremesa. ¡Nunca se ha visto todo!

Nota: este post forma parte de una serie dedicada a historias de fraude en los gastos de empresa. No pretendemos dar una visión negativa: el fraude es un fenómeno minoritario, la inmensa mayoría de trabajadores son honrados con sus gastos de empresa. Sin embargo, el fraude existe y es una fuente de pérdidas para las empresas. Como tal hay que combatirlo.


deteccion de fraude interno en una empresa

Image(s): FreeDigitalPhotos.net