<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Estrés en los viajes de empresa

Posteado por: Dan Moser | 07/12/2013 | Categorias: Viajes de empresa

La mayoría de trabajadores consideran sus viajes de empresa como un elemento motivador. Sin embargo, los viajes son a menudo un entorno incierto que puede causar dolores de cabeza y estrés: la línea es delgada.

Cuando se analizan los costes relacionados con los viajes de negocios a menudo se pone énfasis en factores como el gasto personal, el cumplimiento de las políticas de gasto, el fraude, la eficiencia de los procesos… pero muy poco a menudo en los efectos del estrés. Éste continúa siendo un elemento etéreo y difícil de cuantificar.

Aún así, el estrés reduce la productividad, fomenta el absentismo y es en definitiva un factor de malestar. Según un estudio de las Naciones Unidas, el estrés es el causante de un descenso de entre el 1% y el 3.5% del Producto Interior Bruto en los países industrializados.

El estrés en los viajes de negocios es un factor oculto de generación de costes. Un estudio de Carlson Wagonlit Travel intenta estudiar minuciosamente este fenómeno y medir su repercusión para la empresa.

Las “pérdidas de tiempo”, los imprevistos y romper con los hábitos son los principales grupos generadores de estrés

Agrupa los principales generadores de estrés para los viajeros de negocios en 3 grandes grupos. Por una parte, las situaciones en las que resulta difícil o imposible trabajar cuando hay que hacerlo. Esas tareas que no pueden esperar y que el trabajador quisiera realizar a pesar de estar trabajando. Un ejemplo sería no poder aprovechar el viaje en tren o en avión para trabajar debido a que no se dispone de conexión a Internet o debido a que se ha agotado la batería del PC.

Mejorando los viajes de empresa por aire

Otro grupo son los imprevistos. Situaciones que escapan a lo planificado y que requieren por tanto un cambio de planes para el viajero. Equipaje perdido, cancelaciones de vuelos, cambios de citas…

El tercer grupo tiene que ver con la capacidad de mantener los hábitos diarios del trabajador. Este factor es inherente al hecho de viajar. Resulta difícil mantener pautas a las que el trabajador está habituado en su vida habitual, como por ejemplo hacer ejercicio, mantener una dieta, respetar ciertos horarios…

Entrando en el detalle, según este estudio los 4 principales motivos de estrés para los viajeros de de negocios son los siguientes:
1. Equipaje perdido o con retraso
2. Acceso a Internet inexistente o de mala calidad
3. Viajar en clase Economy en vuelos de medio o largo recorrido
4. Retrasos en medios de transporte

En algunas ocasiones, el ahorro sólo es aparente debido a costes relacionados con el estrés

Medir cómo afecta el estrés a los costes relacionados con los viajes de negocios en el caso concreto de nuestra empresa no es tarea fácil y todavía menos relacionarlo con otras fuentes de costes como bajas o descenso de la productividad. Sin embargo, debería cuajar la idea de que apretar demasiado las tuercas de la política de gastos de la empresa (y es lo que el estudio refleja) conlleva factores nocivos que pueden superar los ahorros a primera vista. ¿Realmente se está ganando algo haciendo madrugar a los trabajadores para ahorrarse una pernoctación si luego están todo el día soñolientos? ¿No valdría más la pena que afrontaran esa reunión con el cliente al 100% de sus facultades?


viajes de empresa en el 2014

Image(s): FreeDigitalPhotos.net