<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Guía sobre Gastos de Representación en PDF

Dress code en el trabajo: ¿business casual o business formal?

Posteado por: Myriam Zanatta | 26/08/2015 | Categorias: Business traveller

Al igual que ocurre en todos los ámbitos, en el laboral no existe un único código de vestuario. Podemos encontrar varios dress code con varios grados de formalidad, que se adaptan a las diferentes situaciones a las que un profesional se puede encontrar. ¿Pero cuándo vestir formal y cuándo casual en el trabajo?

Dress_code_en_el_trabajo_business_casual_o_business_formal

Para decidir en qué momento es mejor seguir el business formal code, y cuando es mejor dejar de lado la formalidad y optar por el business casual code, hay que tener en cuenta múltiples factores. En primer lugar, está la posición jerárquica dentro de la empresa. Normalmente, cuanto más alto sea el cargo, más alto debe de ser el grado de formalidad.

También hay que tener en cuenta el sector en que se trabaja. Hay determinados sectores que son más propensos a la formalidad, como por ejemplo el bancario o el farmacéutico, y otros en el que seguramente se vea como normal un vestuario más informal, como el de la comunicación o nuevas tecnologías. El estilo de la empresa, sus valores e imagen también tendrán un peso importante, y la forma de vestir de sus empleados se tendrá que adaptar a ello.

Seguir estos consejos te ayudará a vestirte de acuerdo a cada situación, y a reflejar una imagen profesional adecuada en cualquier momento. Dicho esto, si la empresa decide hacer un paso más allá de la simple recomendación, y exigir a sus empleados ciertos requisitos en cuanto a vestuario, tendrá que comunicarlo de forma adecuada. Para que los trabajadores tengan claro qué deben ponerse y cuándo, tienen que disponer de una guía de dress code, en que esté todo especificado, tanto qué está permitido en determinadas ocasiones, como lo que no lo está, y en qué situaciones se espera que sigan un código más formal u otro más informal.

Un último consejo: cuando se habla de business casual, o de estilo profesional informal, no hay que caer en la informalidad total. Es decir, se puede relajar el código de vestuario, hacer concesiones en cuanto a determinado aspectos, pero nunca caer en lo desaliñado o estilo demasiado de calle o de fin de semana.

La maleta perfecta del Business Traveller