<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

¿Debe presentarse la autoliquidación del IVA si no se ha facturado?

Posteado por: Juan Manuel Casella | 02/08/2017 | Categorias: Cómo deducir el IVA

Una de las preguntas más habituales de profesionales y Pymes tiene que ver con la presentación de los modelos tributarios en aquellos supuestos donde no ha habido actividad o no se ha facturado. Pues, al menos, en el caso del IVA la respuesta es sí, es necesario presentar tales modelos de autoliquidación.

Descarga el e-book: La inspección de Hacienda en 6 pasos

devolución IVA.jpg
Una de las razones por las cuales debemos declarar estos impuestos aún en el caso de que no hayamos facturado o 
incluso si no tuvimos actividad, es el interés de Hacienda en conocer cuánto facturamos, por qué no lo hemos hecho, qué gastos hemos tenido, etc.
 
Pero además, hacer estas autoliquidaciones puede ser positivo para nuestro negocio. Ello es así porque, aún cuando no hayamos facturado nada, sí es probable que tuviésemos que realizar ciertos egresos para el funcionamiento del negocio. Y esos gastos pueden ser desgravados.
 
En cuanto al modelo 303 de autoliquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), en el supuesto de que no hayamos generado ingresos, una de las opciones que tenemos es indicar que nuestro negocio no tuvo actividad, marcando para ello la casilla correspondiente del formulario. En ese caso, no debemos hacer nada más ya que si no tuvimos actividad no hay ninguna factura emitida ni IVA devengado.
 
Sin embargo, en caso de que indiquemos que no tuvimos actividad, tampoco podremos desgravarnos los gastos que hayamos tenido durante el período. Y si bien es posible que no hayamos facturado, más raro es el caso de que no hayamos tenido que afrontar gastos de funcionamiento, por más 
declarar IVA.jpg
pequeños que estos hayan sido. Es por ello que en ocasiones, declarar que el negocio no tuvo actividad, puede no ser la opción más adecuada para nuestros intereses.
 
Si nuestro negocio ha tenido gastos durante el período de la declaración, aún en el supuesto de no haber facturado, es conveniente presentar el modelo de autoliquidación del IVA sin indicar que no tuvimos actividad. Lo debemos presentar de la forma habitual, indicando el IVA soportado y deducible, para de esa forma poder compensarlo en declaraciones posteriores.
 
En el caso de otros impuestos vinculados con nuestra facturación como por ejemplo el IRPF y su modelo 130, ocurre lo mismo. Si bien el resultado será 0,00 € ya que no hemos retenido nada, podremos declarar los gastos relacionados con nuestra actividad y deducirlos de ingresos y rentabilidades futuras.
 
En definitiva, aún en el caso de que no hayamos tenido ingresos, es importante presentar los modelos tributarios. Y ello no solo porque Hacienda quiera tenernos controlados, sino también porque hacerlo puede ser beneficioso para nuestro negocio.
 
Auditoría contable - Whitepaper gratuito