<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

informe del kilometraje 2018

Contabilidad de costes y rentabilidad de la empresa

Posteado por: Myriam Zanatta | 07/02/2015 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

La contabilidad de costes tiene muchas utilidades, como la realización de los presupuestos, el diseño y la operación de procedimientos de costos, etc. También se puede utilizar para calcular la rentabilidad de los procesos de la empresa, como por ejemplo, los desplazamientos de negocios. En este artículo hablaremos de tres de los principales indicadores: el ROE, el ROA y el ROI.

La rentabilidad es un concepto básico de contabilidad de costes a tener en cuenta en cualquier empresa, y no es otra cosa que el rendimiento generado por el capital invertido en una empresa o en una fase o parte de ella. Entonces, para identificar los beneficios o las pérdidas producidas, se tiene que tener en cuenta los costes que se han tenido. A más exacto será el cálculo de los costes, más exacto será el cálculo de la rentabilidad, puesto que éstos son normalmente más difíciles de calcular y controlar que los ingresos percibidos.

Contabilidad_de_costes_y_rentabilidad_de_la_empresa

Existen varios indicadores que nos permitirán conocer la rentabilidad de la sociedad desde diferentes puntos de vista. Algunos de los más habituales son estos:

ROE

Retorno sobre el patrimonio (Return on Equity). Este ratio mide el rendimiento que obtienen los accionistas que han invertido en la sociedad. Se calcula de la siguiente manera:

ROE = Beneficio neto después de impuestos / Patrimonio neto

El ROE es un indicador muy utilizado para la comparación entre empresas del mismo sector, pero no es muy fiable si se utiliza entre empresas de diferentes sectores.

ROA

Retorno sobre activos (Return on Assets). Es uno de los indicadores más utilizados, permite medir la capacidad de los activos de una empresa para generar renta, sin tener en cuenta las fuentes de financiación o los impuestos a deducir.  Se calcula con la siguiente fórmula:

ROA = Beneficio obtenido antes de intereses e impuestos / Activos totales

ROI

Retorno sobre la Inversión (Return on Investment). Este indicador permite a las empresas determinar el volumen de negocios realizado al invertir una cantidad de dinero y de recursos. Se calcula de esta manera.

ROI =  (Beneficio – Inversión) / Inversión
 

guia sobre gestion por procesos