<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

New Call-to-action

Conciliacion bancaria: ejemplo práctico de su estructura

Posteado por: Myriam Zanatta | 05/03/2015 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

Al realizar la conciliación bancaria de nuestra empresa, estamos verificando que los saldos de las cuentas bancarias se corresponden a los saldos reflejados en la contabilidad. Así podemos descubrir errores, fallos, etc., tanto en los apuntes contables como en las operaciones bancarias. En este artículo te presentamos un ejemplo de conciliación bancaria.

Descarga el e-book: Conciliación bancaria paso a paso

No es obligatorio para las empresas realizar el proceso de conciliación bancaria, por lo que no existe un formato estándar. Hemos hablado de un ejemplo práctico de conciliación bancaria con un determinado formato de documento de conciliación, pero no es un modelo único. Existen muchos ejemplos más.Conciliacion bancaria

A continuación tienes un ejemplo de estructura de conciliación bancaria más resumido, menos detallado, pero que te puede ser útil igualmente. En un documento, pondremos la siguiente estructura:

  1. Saldo del extracto bancario: XXX

  2. Cheques pendientes de cobro: XXX

  3. Pagos no registrados: XXX

  4. Consignaciones pendientes: XXX

  5. Ingresos no registrados: XXX

  6. Errores en los libros de contabilidad: XXX

  7. Saldo en los libros: XXX

Identificar y elaborar mapa por procesos

El segundo y tercer importe son negativos, es decir que se restan al saldo del extracto bancario que hemos indicado en el punto 1. En el caso de los puntos 4 y 5, son positivos, es decir que se suman al importe de saldo bancario. En cuanto a los errores de contabilidad, se sumarán o restarán en función del caso particular. Una vez realizadas todas estas operaciones, nos tendría que encontrar con el mismo importe en el primer apartado y en el séptimo.

De no ser así, se tendría que revisar los otros puntos, sobre todo el sexto, para asegurarnos de no dejarnos nada. Otra opción también es comprobar la conciliación del mes o del periodo anterior, para asegurarnos que el desajuste no es de esta conciliación, sino que ya estaba en la anterior y por algún motivo no se pudo solucionar. Recordemos también que el objetivo de la conciliación bancaria no es “igualar” los dos saldos, sino encontrar posibles diferencias y qué las ha causado, para poder tomar las medidas necesarias.

guia de bolsillo sobre control financiero