<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=133206463822786&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Captio: revolucionando el business travel

Claves para hacer tu cierre contable 2017

Posteado por: Aitor Laskurain | 07/12/2017 | Categorias: Contabilidad y fiscalidad

Se acerca el final del año y llega la hora de revisar al detalle los resultados económicos en tu empresa. Es el momento perfecto para que compruebes si las estrategias llevadas a cabo van por buen camino o si es conveniente aplicar cambios. En el siguiente artículo te ofrecemos consejos para completar el cierre contable de tu empresa y analizar los gastos correctamente.

Descarga el e-book: Claves para un cierre eficiente y práctico

La importancia del cierre contable.jpg

Antes de nada, debes tener en cuenta varios puntos. En primer lugar, los cierres contables son anuales, y lo más normal es que se completen al final del año, es decir, en noviembre o diciembre. De esta forma, sentarás las bases para poder comparar un ejercicio económico con otro. 

En segundo lugar, debes procurar que el año contable sea similar al anterior y refleje cierta estabilidad. Así podrás gestionar las finanzas de cualquier proyecto con mayor facilidad. Además, es fundamental que planifiques adecuadamente el ejercicio contable y que analices los datos cada cierto tiempo, asignando a cada periodo los gastos y los ingresos correspondientes.

Otro aspecto importante es el de las provisiones, que deben aparecer reflejadas con claridad en la contabilidad. Las provisiones contribuyen a la estabilidad y seguridad de cualquier proyecto empresarial, ya que permiten hacer frente a cualquier tipo de contingencia.

Evita las grandes variaciones. La Agencia Tributaria podría interpretar que estás ocultando datos o intentando defraudar. A la hora de completar la declaración del IVA, debes ser minucioso en la revisión de los datos y confirmar que no existen grandes variaciones con los ejercicios anteriores. Finalmente, debes tener buena capacidad de análisis para interpretar los datos, saber dónde buscar la información, encontrar explicaciones y adelantarte a los acontecimientos.

¿Por dónde debes empezar el cierre contable?

Comienza realizando una estimación del importe de los impuestos que deberás pagar. De esta forma tendrás una idea general de tu factura fiscal y ganarás margen de tiempo para reaccionar antes de pagar el importe a final de años. Ten en cuenta los tres principales impuestos: el impuesto de sociedades, el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y el impuesto sobre el patrimonio para empresarios y profesionales.

En el área de contabilidad, deberás revisar las operaciones más habituales:Cómo hacer un cierre contable.jpg

  • Amortizaciones: reflejan la pérdida de valor de los activos fijos que aparecen en el balance de la empresa.
  • Ingresos y gastos aplazados: aquí se incluyen los ingresos aún no cobrados, los pagos no efectuados y los intereses devengados.  
  • El pago de la deuda a corto y largo plazo.  
  • Provisiones: como comentábamos anteriormente, las provisiones te permiten hacer frente a los gatos comunes que puedan tener un impacto en la tesorería de la empresa.

En el área fiscal, deberás comprobar los siguientes puntos:

  • La amortización fiscal: a diferencia de la amortización contable que ya hemos comentado, la fiscal refleja qué parte del gasto de la amortización podremos deducir en la cuenta de resultados.
  • El tratamiento fiscal de los contratos de renting y leasing que tenga la compañía.
  • El tratamiento fiscal de las operaciones que hayas realizado en el ejercicio.
  • Los dividendos y la tributación doble.
  • Los criterios aplicables a la imputación de ingresos y gastos a la base imponible, tal y como se establece en el artículo 11 de la LIS.
  • Las deducciones de los beneficios e incentivos de la inversión empresarial
  • Las ventajas fiscales derivadas de las donaciones.

Claves para un cierre eficiente y práctico guía gratuita